A pesar de todo | La comedia que nos reconcilia y nos une

Blanca Suárez, Belén Cuesta, Amaia Salamanca y Macarena García son cuatro hermanas que no podrían ser más diferentes entre sí en la comedia de ‘A pesar de todo’ de estreno en Netflix. Se trata de una comedia con tintes románticos en el que las cuatro hermanas que hacen su vida cada una por su lado, se volverán a encontrar en el entierro de su madre que las unirá para siempre. Y es que su difunta madre les tiene preparada una sorpresa que les hará ver que, pese a las diferencias, será más fuerte lo que las une que lo que las separa. Y descubren todo eso en ‘A pesar de todo’.

La película se ha presentado en el Festival de Málaga en el que ha recibido el agrado del público. ‘A pesar de todo’ cuenta la historia de cuatro hermanas que se reconcilian cuando su difunta madre les anuncia en el testamento que todas ellas son hijas suyas pero de diferentes padres. A partir de ahí las cuatro hermanas se embarcan a la búsqueda de sus padres en una comedia sin complejos.

La película es una comedia de personajes donde el peso de la trama recae sobre sus ingeniosos diálogos tan divertidos. Contiene momentos rocambolescos construidos por las dispares vidas y matices de cada una de las protagonistas, lo que enriquece la trama y la hace muy divertida.

Cuatro improbables hermanas que se harán amigas en un viaje hacia el descubrimiento personal de ellas mismas. Cuatro personajes que dan vida Blanca Suárez que es la obsesionada por su trabajo, una divertidísima Belén Cuesta que hace de la esposa pija, Amaia Salamanca sorprende por su papel de lesbiana moderna, y Macarena García interpreta a la hija que sufre de carencias afectivas.

Una divertidísima comedia con un reparto de altura con Blanca Suárez, Belén Cuesta, Amaia Salamanca y Macarena García y que vienen acompañadas de grandes secundarios como Carlos Bardem, Maxi Iglesias, Tito Valverde, Marisa Paredes  y con Rossy de Palma.

Una simpática comedia sin pretensiones que acaba desembocando en una muy excesiva dulce comedia romántica en un tono idílico hollywoodiense al estilo de la reciente ‘¿No es romántico?’ también de Netflix. Lo más interesante de la peli es que cuando las chicas descubren que tienen padres distintos, algo que las diferencia todavía más, al final resulta que eso en lugar de separarlas, las une todavía más.

La película no deja de ser una comedia de colegueo y de buen rollo entre cuatro amigas que tienen una madre en común y a un padre al que buscar. Una peli para dejarse llevar por los diálogos ingeniosos y las situaciones imposibles. Ideal para pasar una tarde de primavera es la comedia romántica de ‘A pesar de todo’.

A pesar de todo: 5,50/10

PD: A quién le importa…

Lady Bird | Greta Gerwig vuela alto

‘Lady Bird’ es como esos viajes largos por carretera cuando uno está más pendiente de disfrutar del camino que de pensar en llegar al destino. El retrato de una joven de último curso, que vive sin miedo a dejarse llevar, supone un tierno y delicado torrente de emociones para el espectador. Escrita y dirigida por la maravillosa Greta Gerwig.

Una joven (Saoirse Ronan), que se hace llamar Lady Bird, apura su último año de instituto pensando en la popularidad, los chicos y la elección de la Universidad mientras que su madre trata de meterla en cintura. Una chica que no es de letras ni de ciencias que tira para artista sin oficio eso si solo hacemos caso a los temores de su preocupada madre pero que, en realidad, no es más que una joven que todavía no está segura de qué pasos tomar en la vida. Por el camino vivirá experiencias únicas e irrepetibles mientras descubre quién se esconde detrás del apodo Lady Bird que, no es otra, que ella misma.

Pero no se lleven a engaños, ella se expone continuamente en un mundo de apariencias donde al final Lady Bird acaba siendo la más transparente incluso cuando miente. Y por eso es también la más valiente. No tiene miedo a decir lo que piensa, lo que desea y lo que siente aunque eso pueda volverle loca a su madre y viceversa. Actúa sin pensar, se arriesga, aunque le puedan romper el corazón o le lleve a tirarse de un coche en marcha. Lady Bird encara la vida de frente sin parar de intentarlo y sin reflexionar demasiado.

MV5BOGE4ZDg0NGYtNzFlMC00ZWQ0LTk5ZjctMWMyN2IxZWJmZjNkXkEyXkFqcGdeQXVyNjUwNzk3NDc@._V1_SY1000_CR0,0,1767,1000_AL_

En realidad, Lady Bird es el nombre de una jovencísima heroína de carne y hueso. Un alias que le acompañará mientras vive el año más emocionante de instituto, el despertar sexual y el descubrir el verdadero valor de la amistad. Va abriéndose paso en el mundo a base de lanzarse a la piscina y llevándose algún que otro golpe, pero jamás pierde la esperanza de que le admitan en la Universidad de Nueva York por improbable que parezca.

La película destaca por su naturalidad y soltura a la hora de describir la vida cotidiana de una joven que sueña con volar bien lejos de Sacramento, su ciudad natal. Sorprende la facilidad con la que Greta Gerwig, directora y guionista, es capaz de cambiar el tono de una escena, sin trucos de cámara, solamente valiéndose del guión. Un guión que desborda sinceridad y que conmueve por los momentos de fragilidad de la protagonista. Sales del cine compartiendo esa confortable sensación de vértigo que siente ella ante la nueva etapa que se presenta ante sí.

28-lady-bird-ending.w1200.h630

Protagonizada por Saoirse Ronan (‘Brooklyn’) que es la extensión de Greta Gerwig en la pantalla. El reparto se completa con los nuevos talentos Lucas Hedges (‘Tres anuncios en las afueras’) y Timothée Chalamet (‘Call me by your name’). Mención especial se merece Laurie Metcalf por el papelazo que hace de la madre, su interpretación aporta autenticidad a la relación con su hija. Ambas son las dos caras de la misma moneda y las dos actrices están sensacionales.

Greta Gerwig ha aclarado que ‘Lady Bird’ no es una película autobiográfica aunque sí que ha reconocido que comparte ciertos datos biográficos con la protagonista. Lo que me hace pensar en aquella escena en la que se cuenta lo mucho que cuesta distinguir la realidad de la metáfora cuando habla la joven Lady Bird. Y es que así es el cine: todo es una metáfora y, al mismo tiempo, nada lo es.

Lady Bird: 7,5

PD: Me llamo… Christine

La forma del agua | Érase una vez Guillermo del Toro

Guillermo del Toro vuelve a dar con la tecla para emocionarnos con un cuento, para nada infantil, sobre las emociones e imperfecciones que conforman el alma de las personas. Aunque cargada de romanticismo la película es más oscura de lo que pueda parecer a simple vista. En una escala cromática ‘La forma del agua’ se sitúa más cerca de Darth Vader que de una colorida tarta de fresa.

Ambientada en la oscura Guerra Fría, una señora de la limpieza (Sally Hawkins) entabla una amistad con una desconocida bestia marina que se encuentra recluida en un búnker. Mientras la extraña criatura aguarda a que los americanos se decidan qué hacer con ella, los soviéticos planean secuestrarlo aunque no serán los únicos que intenten llevar a cabo esa complicada tarea.

Sobra decir que la mujer de la limpieza es muda porque en el universo imperfecto de Guillermo del Toro quién no tenga algún que otro defectillo es porque no es humano. No importa si alguien pierde el habla o el pelo. Da igual que sea un espía ruso o un horripilante bicho marino arrancado de las profundidades del océano. Ni tan siquiera el color de la piel importa. Cómo si ser blanco o negro fuera a ser considerado un defecto de fábrica. Ni mucho menos. La belleza tiene que ver con el alma que habita bajo nuestra piel.

MV5BZGFjZjEzZTktNjY0MS00NjA0LTkxOGYtODY1NzVlYzM1MzEyXkEyXkFqcGdeQXVyNDg2MjUxNjM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,959_AL_

La mirada de Guillermo del Toro es un chorro de Luz en el océano de tinieblas en el que vive sumergida la película. Los personajes principales son estrellas que brillan en ese mar de sombras donde los antagonistas amenazan, cuál agujeros negros, con apagar la luz de los que se atreven a brillar. Por su parte, los protagonistas son seres sencillos que llevan una vida propia, trabajan y se emocionan al escuchar una canción o al ver una película. No eligen de quiénes se enamoran y siguen sus impulsos aún sabiendo que los meterán en problemas.

El director mexicano sustituye los efectos especiales por la Verdad. Una verdad analógica, fría, tenebrosa y maquiavélica capaz de helarte el corazón. Un auténtico duelo entre la Luz y la Oscuridad de la que sale ganando el Romanticismo. Y es que la deliciosa banda sonora de Alexandre Desplat está para hincharse a llorar pañuelo en mano (con esos ecos que recuerdan a ‘Up’).

En la película predomina el color gris tanto en los decorados como en el vestuario. Destaca el uso de la ropa desaliñada de la protagonista, vestida así ni siquiera se intuye que debajo de esos harapos se pueda esconder tanta belleza. Sin olvidar la metáfora de la pastelería, la historia del espía y el guiño al Torrente de Santiago Segura. ‘La forma del agua’ abarca tantos temas como personajes tiene.

MV5BMDJlMDYzZWYtMDJkMC00OTc5LTlkZWItYzNkMzUzNjg3MmE1XkEyXkFqcGdeQXVyNDg2MjUxNjM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,864_AL_

Protagonizada por un reparto de fantasía encabezado por Sally Hawkins (‘Paddington’), Michael Shannon (‘Animales nocturnos’), Octavia Spencer (‘Figuras ocultas’), Richard Jenkins (‘A dos metros bajo tierra’), Michael Stuhlbarg (‘Boardwalk Empire’) y Doug Jones (‘El laberinto del Fauno’). Todos ellos humanizan las imperfecciones de sus personajes incluyendo el momento de duda de Shannon.

La forma del agua’ es una película que habla de las imperfecciones, las emociones y de las personas. La eterna historia de la Luz y la Oscuridad como dos fuerzas opuestas donde solo puede triunfar el Amor.

La forma del agua: 8/10

PD: Hay tanta agua que acabarás empapado

PD2: El espectáculo con el que El Circo del Sol ha homenajeado a ‘La forma del agua’ en los Baftas.