Misión Imposible: Fallout | El cielo es el límite

Más que una película, ‘Misión Imposible: Fallout’ es una locura. Un blockbuster trepidante para disfrutar de las piruetas de Tom Cruise y compañía. Hay persecuciones, peleas, saltos imposibles, caretas, guiños y giros de guión al puro estilo de la saga. El cielo es el límite en ‘Misión Imposible: Fallout’.

La película arranca cuando un intercambio de plutonio sale mal. A partir de ahí la trama se enrevesa bastante aunque no importa demasiado porque deja claro que los buenos son los tres de la escena inicial.

mision-imposible-fallout-lidera-taquilla-de-eu

Uno sale del cine con una sonrisa de complicidad por los guiños que tiene la peli a las otras aventuras de la saga y por el diálogo final entre Tom Cruise y Simon Pegg que parecían comentar la famosa ostia que se dio en la escena del salto imposible. De ahí se puede concluir lo importante que es tomar decisiones acertadas. Me explico. La escena del salto es una locura que la hiciera el propio Tom Cruise. Pero cuando ves la toma, la toma exacta, en pantalla grande a un ritmo vertiginoso y sin avisar te das cuenta que es una locura y una pasada de secuencia. La mejor de la película.

Lo que más llama la atención es que después del salto el actor se recompone como si nada y luego ya hay un corte. Porque la carrera y el consecuente salto está rodado en un plano secuencia de auténtico riesgo. Una pasada. Ese plano no sería posible si lo hubiera rodado un especialista y entonces llegamos al debate de hasta qué punto hay que arriesgar la vida del actor por conseguir una buena toma. Por suerte para la película contaban con Tom Cruise que para él nada es imposible. Tanto es así que luego se sube a un helicóptero en marcha… y no sigo por spoilers. Porque el mayor enemigo de Tom Cruise no es el villano de la peli sino la propia fuerza de gravedad.

6F3

Otra decisión acertada es el muy comentado mostacho que se dejó Henry Cavill para la película y que le hizo coincidir con el rodaje de ‘Liga de la Justicia’. Ese bigote y barba puede que no fuera tan necesario para su personaje pero sí que lo es para la trama. Y es un acierto.

Misión Imposible: Fallout’ es un blockbuster de la vieja escuela con sus persecuciones reales por las calles de París, por sus cachivaches tecnológicos y por sus peleas. Además, sorprende ver pequeños destellos de gran cine como la escena de la joven policía de París donde después de una persecución a gran velocidad el director echa el freno de mano y durante unos segundos de tensión consigue que el tiempo se detenga.

La gran virtud de la película es que utiliza las viejas fórmulas del cine pero las presenta con un aire renovado. El mayor ejemplo es la de salvamento en el último segundo, nunca mejor dicho, que sigue generando la tensión y la emoción como la del primer día.

mision-imposible-fallout-37578-g6

Tom Cruise es el protagonista y director de orquesta. Lo acompañan multitud de caras conocidas como Henry Cavill, Simon Pegg (el gran tapado), Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Alec Baldwin, Vanessa Kirby y Michelle Monaghan.

Misión Imposible: Fallout’ es una película concebida con la única intención de hacer disfrutar al público. Para dejarse llevar por las locuras de Tom Cruise.

Misión Imposible: Fallout: 6/10

PD: “¿Qué coño hace?”

 

PD2: Making of con el salto del techo.

Tomb Raider | La leyenda se convierte en realidad

La nueva Lara Croft trabaja de mensaca, besa la lona cuando entrena y juega a la liebre para sacarse un dinerillo extra. No es la heroína perfecta pero es tan de carne y hueso que se gana al público por su cercanía. La película resulta más chispeante cuando muestra las habilidades millenals de la joven protagonista que por su capacidad innata de resolver acertijos de tumbas milenarias. Y todo eso sin perder el estilo de ‘Tomb Raider’. Puro espectáculo.

Alicia Vikander es Lara Croft, una joven independiente que se niega a firmar el acta de defunción de su padre desaparecido. Así que se lanza a seguir su rastro para encontrarlo y traerlo de vuelta. La película comienza con mucha acción y un ritmo frenético. Apenas se detiene en la parte de misterio de la trama que utiliza como un elemento de trasfondo de la historia. Porque el objetivo de ‘Tomb Raider’ es vivir LA aventura del videojuego.

tombraider032

La película arranca con dos escenas memorables: la de la persecución de bicicletas y la pelea en el puerto. El guión es ágil y sirve para el uso exclusivo de la acción. Dedica el tiempo justo a resolver los enigmas que se van presentando de manera fluida favoreciendo el devenir de la trama. Hacia el final del metraje, la acción se condensa por lo que pierde ritmo pero la historia gana solidez para que las imágenes se queden impregnadas en nuestra retina a la salida del cine. Prácticamente, la película se toma un respiro para que asimilemos tanta acción desbordante.

Los efectos especiales son espectaculares y las escenas de acción son impresionantes. Hay persecuciones muy cañeras, saltos imposibles y la dosis justa de peleas. ‘Tomb Raider’ se mantiene fiel a la mecánica del videojuego y lo convierte en puro espectáculo cinematográfico. Alicia Vikander carga con el arco y las flechas de Lara Croft en un papel que le viene como anillo al dedo. Completa el reparto Dominic West (‘The wire’) y Walton Goggins (‘Los odiosos ochos’) que, este último, tiene un papel de malo pero bastante humano.

Aquellas lejanas leyendas de ‘Tomb Raider’ sobre mitos y hallazgos arqueológicos han quedado atrás. Esta nueva versión recoge un cariz mucho más cercano y aventurero con el que poder disfrutar como un chiquillo de una auténtica experiencia Tomb Raider en el cine.

Tomb Raider: 6/10

PD: Una auténtica aventura Tomb Raider.