Un pequeño favor | La exquisita sencillez de Anna Kendrick

El personaje de Anna Kendrick te desarmará con su sonrisa, su incansable voluntarismo para echar una mano y su buen hacer. Al mismo tiempo no te dejará indiferente esa mirada de atontada que te hace sospechar que esconde más de un cadáver dentro del armario. Una película que funciona como una tarde desinhibida de chicas que se ponen a confesar sus secretos más oscuros y que engancha por las personalidades tan atrayentes de sus personajes. Hazte un favor y no te pierdas ‘Un pequeño favorcon Anna Kendrick y Blake Lively.

Dos mujeres que no podrían ser tan diferentes se conocen en la puerta del colegio de sus hijos. Anna Kendrick es la chica sencilla de una pequeña localidad, una joven madre muy gustosa de agradar y de llenar su agenda de actividades extraescolares y manualidades. Y para colmo de lo adorable, lleva un videoblog de recetas de cocina muy resultón. Una mujer que vive con una disculpa en la boca. La que jamás piensa en disculparse es el personaje de Blake Lively, una mujer sofisticada del mundo de la moda. Una mujer con una marcada personalidad y tremendamente orgullosa de hacerse valer en un mundo de hombres. Todo eso cubierto por una burbuja hermética tan estilosa como enigmática. Así, la película se hace irresistible.

a-simple-favor

Se trata de una película de personajes que juega al despiste para mantener la intriga hasta el tramo final. La sinopsis oficial habla de que la mujer estilosa desaparece el día que le pide un pequeño favor a la otra y que esta parece ser la única empeñada, junto al marido, en salir a buscarla.

La película es un caramelo muy dulce que se sustenta sobre una base de thriller psicológico bastante intrigante por la curiosidad que despiertan sus dos personajes protagonistas con una fina capa de humor negro delicioso. Envuelto todo ello en un exquisito papel cuché muy amable donde Anna Kendrick es el motor de la trama.

‘Un pequeño favor’ luce una brillante fotografía con la que nos sumerge en una pequeña localidad inmersa en la cotidianidad de las vidas de sus habitantes. Y vemos la llegada de Blake Lively, a través de la mirada de Anna Kendrick, como un soplo de aire fresco como si fuera una nube que deja caer una luminosa y refrescante lluvia primaveral. Una aparición cuasi celestial que la deja como hipnotizada. La escena de presentación de Blake Lively define muy bien a su personaje como ese soplo de aire fresco refrescante y que al mismo tiempo no deja de ser el paso de una nube gris en un cielo en calma.

Un exquisito juego de contrastes sobre las ‘aparentes’ apariencias de sencillez y complejidad de sus personajes, valga la redundancia. La película mantiene viva la curiosidad durante todo el metraje hasta que desvela el gran secreto y es cuando se convierte, por desgracia, en un relato manido con demasiado artificio. ‘Un pequeño favor’ respira en un ambiente intrigante al estilo de la peli de ‘Perdida’ de Fincher pero en un tono luminoso y simpático a rabiar.

MV5BYzAyMTVlMTQtMWNkNi00MmZlLWJiNTgtZDVjZTc5MTc3MWZkXkEyXkFqcGdeQXVyOTExMTIxOTQ@._V1_SX1777_CR0,0,1777,999_AL_

Anna Kendrick está absolutamente sensacional en un trabajo lleno de matices y de grandes gestos de expresividad que mantiene vivo el enigma de su personaje y su curiosidad hasta el último suspiro. Un personaje del que no te cansas de conocer y que da para toda una serie de televisión. No se queda atrás Blake Lively que despliega todas sus armas de seducción a través de su pose de mujer sofisticada y terriblemente enigmática que se divierte confundiendo al personal para que se pregunte si su atracción se debe más a su carisma o a su vestuario o una combinación de ambas. Esa es la clave de su personaje. El reparto lo completan dos caras conocidas como Andrew Rannells (de la serie ‘Girls’), quizá aquí un poco desaprovechado, Rupert Friend y Henry Golding (‘Crazy rich asians’).

‘Un pequeño favor’ es un thriller psicológico que atrae por sus personajes, sus diálogos ingeniosos y su impecable puesta en escena. No te resistas a conocer a sus personajes porque la película finaliza lanzando una premisa de la que desearías que se convirtiera en una serie de televisión. Y es que algunos personajes pequeños esconden grandes historias que no caben en una sola película.

Un pequeño favor: 6,50/10

PD: Anna Kendrick y su chaqueta amarilla del Zara.

Killing Eve (T1)| Voy a ser sutil… es una de las series del año

Que no os engañe su faceta angelical, su vestido de seda o su perfume. Que no os engañe su poderío visual, su formidable e ingenioso guión o su calculado ritmo narrativo. Que no os engañe, no es solo fachada. Es algo más. ‘Killing Eve’ es una de las series del año.

‘Killing Eve’ fue una de las grandes olvidadas de los premios Emmy de este año en el que obtuvo solo dos nominaciones: Mejor Actriz Protagonista de Drama para Sandra Oh y Mejor Guión de Drama. Esta última nominación de forma obligada por el bien de la credibilidad de los premios. Es una pena que una serie no reciba la atención que se merece durante la temporada de premios simplemente porque no es lo bastante popular cuando es capaz de alcanzar un grandísimo nivel consiguiendo que el cuarto capítulo sea una Obra Maestra de la intriga.

vlcsnap-2018-10-05-11h02m15s140

La serie se planta bajo la premisa de que hay una asesina a sueldo que destaca por la meticulosidad de sus métodos, su creatividad y su espontaneidad. Eve (Sandra Oh) es la agente del Servicio Británico que la persigue y que actúa en la trama como su contrapunto: un ratón de oficina que se atreve a salir al trabajo de campo. Las dos jugarán a una persecución al gato y al ratón por distintas ciudades de toda Europa.

La serie es un perfecto juego de contrastes. Dos personajes con dos tonalidades distintas. Una es perfecta, de luz cálida, atractiva, feliz y segura. La otra es todo lo contrario. Resulta ser un perfecto desastre, de luz gris, poco atractiva, desgraciada e insegura. Se puede resumir cuando la serie nos transporta de una soleada y bonita escena de la asesina a un oscuro callejón de Londres repleto de cubos de basura.

Cada capítulo arranca con una escena visualmente atractiva y narrativamente deliciosa. Una secuencia que seduce y engancha. Toda una declaración de intenciones de la serie que consigue brillar en su máximo esplendor en la escena donde Eve describe con sumo lujo de detalles los rasgos faciales de la asesina en un maravilloso primerísimo plano inolvidable.

Sandra Oh y Jodie Comer son el ratón y el gato. Destaca la gran evolución de Eve y lo bien que Sandra Oh reconduce la madurez de su personaje. Sorprende la gran expresividad y descaro de Jodie Comer en el papel de la asesina. Ambas le dan fuerza a un guión ya de por sí magnífico e ingenioso con un humor muy fino y delicado de alta costura, perdón, de alta escritura. El guión está para enmarcarlo en el salón.

landscape-1536919260-killing-eve-jodie-comer-ep1

Contiene muchas escenas memorables como los diferentes encuentros entre los dos personajes protagonistas, la persecución a pie de calle en Berlín o la ‘fiesta’ de cumpleaños. La historia te engancha en el sentido de que como espectador no sabes muy bien si quieres que atrapen a la asesina por complicidad con Sandra Oh o si deseas salvarla de los peligros que la acechan por su personalidad tan locamente atractiva.

Inevitablemente acabas empatizando con la psicópata y quieres que le salgan bien las cosas. Todos los capítulos están rodados de forma magistral con un buen pulso del suspense y un fino ritmo de la intriga perfectamente calculado. La fotografía es portentosa.

El episodio de la trampa también está muy bien. La serie da un giro cuando se introduce en la cárcel rusa donde los problemas acechan a las dos por separado y la iluminación se vuelve tenebrosa. Por momentos recuerda al reciente thriller psicológico de ‘Gorrión Rojo’. Se trata de una serie producida por BBC America y que llega a nuestro país de la mano de HBO.

MV5BMjMyMjQzMTkwNV5BMl5BanBnXkFtZTgwNjA5MzU2NDM@._V1_SY1000_CR0,0,1543,1000_AL_

El nivel de la serie se mantiene en lo más alto durante los ocho episodios de su primera temporada que lleva la firma de su creadora Phoebe Waller-Bridge, para mí todo un descubrimiento. La primera temporada se despide no sin antes enfrentar a su protagonista más letal ante su fiel reflejo en forma de niña de doce años. Una serie que es más inteligente de lo que parece, visualmente exquisita y narrativamente magnífica. Quizá el final desentona un poco con el resto del vestido pero se comprende que se haya permitido una licencia artística para continuar con la historia. Y es que con una serie así uno no quiere quedarse en la primera temporada.

Killing Eve: 8,50/10

PD: ¿He sido muy sutil?

Operación U.N.C.L.E. | Vacaciones en Roma by Guy Ritchie

Si Guy Ritchie le dedica una ¿carta de amor? a Londres en ‘Snatch’, entonces su lugar de veraneo favorito es Roma y nos invita a compartir la experiencia en una peli de espías en ‘Operación U.N.C.L.E.’ con Henry Cavill, Armie Hammer y Alicia Vikander ¿Quién podría resistirse a una invitación así?

La película es un juego de espías en plena guerra fría con Henry Cavill de agente de la CIA y Armie Hammer de la KGB. Entre medias está la chica a la que supuestamente tienen que salvar que luce el rostro de Alicia Vikander. Todo ello envuelto en un aroma de elegancia y sofisticación al puro estilo de las pelis antiguas de James Bond.

operacion-uncle-critica-henry-cavill-alicia-vikander

El gran logro del director Guy Ritchie es convertir la típica historia oscura de espías de la guerra fría en un anuncio de perfume de dos horas. Manteniendo el interés, por supuesto. Una película fresca, interesante y que seduce por su encanto. Ese magnetismo radica en el repertorio de frases ingeniosas y, sobre todo, la impoluta presencia de sus protagonistas en pantalla. Para darle verosimilitud ya está Guy Ritchie con su cámara haciendo mil y una piruetas, colocando la cámara en el lugar preciso para sacar el plano perfecto y al mismo tiempo que no se note su presencia en favor de la historia. Es el estilo Guy Ritchie.

Si ‘Snatch’ era sucia, ‘Operación U.N.C.L.E.’ es la elegancia hecha película. Pero ambas tienen en común el pulso en la cámara de Guy Ritchie. Tras unos primeros minutos de una gran ambientación de la Berlín dividida, la película te envuelve en su fotografía, vestuario y el carisma de sus actores para que el espectador olvide la época en la que está ambientada la historia. Y lo hace con maestría. Al cabo de unos minutos te mete tan de lleno en la trama que te hace partícipe de la experiencia como si se tratase de la actualidad.

operacic3b3n-uncle

Cuando te quieres dar cuenta te descubre una especie de láser que corta una valla metálica por arte de magia y durante unos segundos lo ves como algo normal porque, en fin, debe formar parte del kit de cachivaches de un espía al uso. Para cuando descubres el truco te saca una sonrisa cómplice. Porque así es Guy Ritchie, no solo es un gran guionista es también un gran director.

Operación U.N.C.L.E.’ es una gran película de entretenimiento que invita a pasar unas minivacaciones de verano en Roma con la mejor compañía Henry Cavill, Armie Hammer y Alicia Vikander. Conduce Guy Ritchie que también hará las fotos durante la estancia. Que la disfruten.

Operación U.N.C.L.E.: 7/10

PD: Vacaciones con estilo.