Un café con spoilers: Bumblebee | La magia no está en los Transformers sino en su corazón

Bumblebee es un robot Transformer que cae del cielo huyendo de la guerra en su planeta y termina en el garaje de una joven de dieciocho años. La chavala parece la típica adolescente que va de intensa como si tuviera problemas de verdad hasta que encuentra un antiguo escarabajo amarillo aparcado en el desguace. Ella lo intenta arreglar hasta que se transforma en Bumblebee. Una película de ciencia ficción que se transforma en un auténtico viaje emocional hacia el corazón de la chica. Ese es ‘Bumblebee’ y te robará el corazón.

La verdadera sorpresa de la película es que arranca como una historia más de la saga Transformers para convertirse en un drama juvenil. ‘Bumblebee’ se podría resumir en el encuentro de dos inadaptados sociales que van por la vida escondiéndose y protegiéndose del resto con corazas (o armaduras en el caso del robot). Como si fueran dos de los castigados en la biblioteca de ‘El club de los cinco’.

Acostumbrado a ver las películas de la ciencia ficción donde el chico tímido y callado se convierte en superhéroe y las chicas son meras acompañantes, ‘Bumblebee’ le da la vuelta a todo eso cuando convierte a la chica borde en el eje de la historia. No diría invisible porque su vecino está colado por ella, sino borde. Una chica imposible de impresionar y más aún de poder llegar hasta su corazón. Pero el director Travis Knight tiene la llave que abre todas sus corazas para que, como espectadores, lleguemos a sentir y tocar el corazón de la auténtica heroína valiente, fuerte y sensible.

Ahí radica la magia de la película, a partir de una historia de ciencia ficción se puede llegar hasta el corazón más protegido. Comienza como una peli pura de Transformers para convertirse en un drama con tintes de ciencia ficción y con toques de humor, un tanto infantiles pero efectivos. Lo mejor de la película es que uno va al cine con las expectativas de conocer a Bumblebee y te acabas enamorando de la chica. Lo cual le aporta de una extraordinaria dosis de humanidad a la saga Transformers de la que carecía gravemente.

La saga Transformers se había transformado en robots que se pelean con robots y nadie sabía por qué luchaban. Ahora con ‘Bumblebee’ lo sabemos, porque hay una serie de personajes, sobre todo la protagonista, por lo que vale la pena luchar y proteger. Hay un componente emocional por lo que vale la pena arriesgarse y lanzarse a la piscina.

Personalmente me recuerda narrativamente al Mago de Oz. La chica protagonista es una especie de Dorothy y su nuevo amigo Bumblebee es la suma del inteligente espantapájaros, el robot con corazón y el valiente león. Los dos juntos, sin proponérselo, seguirán el camino de las baldosas amarillas que les llevará a lo más profundo de su alma donde encontrarán la fortaleza para hacer frente a los Decepticons, los robots villanos de la peli. ‘Bumblebee’ es una película que se viste de ciencia ficción pero que en realidad es un viaje emocional, el de la protagonista.

Se trata de un rejuvenecimiento de la saga Transformers donde se combina el encanto juvenil con las tramas de robots. Los efectos especiales encajan a la perfección con la acción real y existe auténtica interacción. Sin embargo, en la parte narrativa de los robots sigue flojeando. Aunque la batalla final es muy emocionante y funciona bastante bien por su concisión en las escenas de acción y su tono dramático que termina en un pequeño torrente de emociones, lo que la hace perdurable.

De una bella factura visual contiene imágenes icónicas y pequeños guiños ochenteros muy simpáticos. Dirigida por Travis Knight de ‘Kubo y las dos cuerdas mágicas’ y protagonizado por una guerrera y emocional Hailee Steinfeld (‘Al filo de los diecisiete’) que le aporta frescura a la saga, John Cena (‘The Wall’) y Pamela Adlon (‘Better Things’).

Un buen reinicio de la saga Transformers que marca el camino a seguir de la franquicia virando el rumbo hacia la combinación perfecta de acción de efectos visuales y el contar una historia con personajes y emociones reales. Hay necesidad de más sobre todo porque terminas con ganas de conocer más acerca de la amistad entre los dos protagonistas. ‘Bumblebee’ tratará de impresionarte por la acción pero te ganará por su corazón.

Bumblebee: 6,75/10

PD1: Recuerda que él tiene más miedo de ti que tú de él.

PD2: El abrazo final.

PD3: La protagonista Hailee Steinfeld presentando la canción ‘Back to life’ de la banda sonora de la peli durante la gala de los MTV EMA celebrada este año en Bilbao.

Misión Imposible: Fallout | El cielo es el límite

Más que una película, ‘Misión Imposible: Fallout’ es una locura. Un blockbuster trepidante para disfrutar de las piruetas de Tom Cruise y compañía. Hay persecuciones, peleas, saltos imposibles, caretas, guiños y giros de guión al puro estilo de la saga. El cielo es el límite en ‘Misión Imposible: Fallout’.

La película arranca cuando un intercambio de plutonio sale mal. A partir de ahí la trama se enrevesa bastante aunque no importa demasiado porque deja claro que los buenos son los tres de la escena inicial.

mision-imposible-fallout-lidera-taquilla-de-eu

Uno sale del cine con una sonrisa de complicidad por los guiños que tiene la peli a las otras aventuras de la saga y por el diálogo final entre Tom Cruise y Simon Pegg que parecían comentar la famosa ostia que se dio en la escena del salto imposible. De ahí se puede concluir lo importante que es tomar decisiones acertadas. Me explico. La escena del salto es una locura que la hiciera el propio Tom Cruise. Pero cuando ves la toma, la toma exacta, en pantalla grande a un ritmo vertiginoso y sin avisar te das cuenta que es una locura y una pasada de secuencia. La mejor de la película.

Lo que más llama la atención es que después del salto el actor se recompone como si nada y luego ya hay un corte. Porque la carrera y el consecuente salto está rodado en un plano secuencia de auténtico riesgo. Una pasada. Ese plano no sería posible si lo hubiera rodado un especialista y entonces llegamos al debate de hasta qué punto hay que arriesgar la vida del actor por conseguir una buena toma. Por suerte para la película contaban con Tom Cruise que para él nada es imposible. Tanto es así que luego se sube a un helicóptero en marcha… y no sigo por spoilers. Porque el mayor enemigo de Tom Cruise no es el villano de la peli sino la propia fuerza de gravedad.

6F3

Otra decisión acertada es el muy comentado mostacho que se dejó Henry Cavill para la película y que le hizo coincidir con el rodaje de ‘Liga de la Justicia’. Ese bigote y barba puede que no fuera tan necesario para su personaje pero sí que lo es para la trama. Y es un acierto.

Misión Imposible: Fallout’ es un blockbuster de la vieja escuela con sus persecuciones reales por las calles de París, por sus cachivaches tecnológicos y por sus peleas. Además, sorprende ver pequeños destellos de gran cine como la escena de la joven policía de París donde después de una persecución a gran velocidad el director echa el freno de mano y durante unos segundos de tensión consigue que el tiempo se detenga.

La gran virtud de la película es que utiliza las viejas fórmulas del cine pero las presenta con un aire renovado. El mayor ejemplo es la de salvamento en el último segundo, nunca mejor dicho, que sigue generando la tensión y la emoción como la del primer día.

mision-imposible-fallout-37578-g6

Tom Cruise es el protagonista y director de orquesta. Lo acompañan multitud de caras conocidas como Henry Cavill, Simon Pegg (el gran tapado), Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Alec Baldwin, Vanessa Kirby y Michelle Monaghan.

Misión Imposible: Fallout’ es una película concebida con la única intención de hacer disfrutar al público. Para dejarse llevar por las locuras de Tom Cruise.

Misión Imposible: Fallout: 6/10

PD: “¿Qué coño hace?”

 

PD2: Making of con el salto del techo.