Ready Player One | En busca del Rosebud de Spielberg

‘Ready Player One’ es como una enorme carrera de Hot Wheels de realidad virtual mientras se está librando la batalla definitiva del Halo en un universo infinito en el que te sientes como en casa pisando a fondo el pedal de tu viejo Delorean de toda la vida. Es un puro caos de innumerables oportunidades cargado de un ambiente nostálgico gamer muy amable.

En un futuro próximo existe una realidad virtual paralela llamada ‘Oasis’ donde la gente se conecta para realizar todas las cosas que no puede hacer en la vida real. Un chaval de los suburbios (Tye Sheridan), muy aficionado al videojuego, y sus amigos se apuntan a encontrar una especie de Santo Grial que ha escondido el difunto creador de ‘Oasis’. Quién encuentre el preciado objeto oculto heredará todo su legado. Dando comienzo así a una carrera sin cuartel que alcanzará ambas realidades y las cuatro dimensiones.

Los efectos visuales son espectaculares. Te meten de lleno en un universo paralelo de videojuego. Es un film muy nostálgico porque contiene muchísimos guiños a películas, series y videojuegos de los años 80 y 90. La verdadera gracia de la película es ir a verla y descubrir cada referencia por uno mismo. Estoy seguro de que cada uno encuentra una historia diferente (dentro de la misma) en función de los recuerdos propios de cada uno y cómo cada referencia le hace teletransportarse a su propia infancia. La clave de la película es que es capaz de crear una experiencia personalizada según los momentos vividos por el espectador. De ese modo, ‘Ready Player One’ se convierte en una pieza única.

MV5BNjg0MTkwNzAyMF5BMl5BanBnXkFtZTgwNzkzOTEwNTM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

Ready Player One’ es un viaje al futuro pero sin despegarse del pasado. La película funciona como gasolina que aviva el fuego de nuestros propios flashbacks. Una cadena de saltos en el tiempo que convierte la simple carrera por el valioso trofeo en una búsqueda por el ‘rosebud’ de Steven Spielberg, el creador entre creadores. Aunque la película no ofrece respuestas a todas las preguntas uno sí puede llegar a intuir el porqué de la vasta imaginación del director a lo largo de su carrera. Es como si Spielberg filmara su propio biopic.

Protagonizado por Tye Sheridan, Olivia Cooke (‘Yo, él y Raquel’) y Mark Rylance (‘Mi amigo el gigante’). La película engancha desde el principio por unos efectos visuales descomunales pero va perdiendo fuelle según avanza por una trama bastante amable y por saturación de dichos efectos visuales. A medida que vamos conociendo la figura del fundador de ’Oasis’ su aura se va haciendo tan grande que se come al resto de personajes quiénes acaban relegados a un segundo plano.

Ready Player One’ es una película que no te puedes perder por su relevancia, la época que refleja y por supuesto, para bien o para mal, los efectos visuales. Se trata de un viaje en busca de ese nosequé que guarda Steven Spielberg dentro de sí que le ha permitido crear universos fascinantes a través de sus películas y que ha hecho soñar a muchas generaciones de niños de todas las edades. Solo por eso, ‘Ready Player One’ se convierte en una de las películas imprescindibles de la temporada.

Ready Player One: 7/10

PD: Are you ready?

 

PD2: Tráiler versión ‘Come with me’

La forma del agua | Érase una vez Guillermo del Toro

Guillermo del Toro vuelve a dar con la tecla para emocionarnos con un cuento, para nada infantil, sobre las emociones e imperfecciones que conforman el alma de las personas. Aunque cargada de romanticismo la película es más oscura de lo que pueda parecer a simple vista. En una escala cromática ‘La forma del agua’ se sitúa más cerca de Darth Vader que de una colorida tarta de fresa.

Ambientada en la oscura Guerra Fría, una señora de la limpieza (Sally Hawkins) entabla una amistad con una desconocida bestia marina que se encuentra recluida en un búnker. Mientras la extraña criatura aguarda a que los americanos se decidan qué hacer con ella, los soviéticos planean secuestrarlo aunque no serán los únicos que intenten llevar a cabo esa complicada tarea.

Sobra decir que la mujer de la limpieza es muda porque en el universo imperfecto de Guillermo del Toro quién no tenga algún que otro defectillo es porque no es humano. No importa si alguien pierde el habla o el pelo. Da igual que sea un espía ruso o un horripilante bicho marino arrancado de las profundidades del océano. Ni tan siquiera el color de la piel importa. Cómo si ser blanco o negro fuera a ser considerado un defecto de fábrica. Ni mucho menos. La belleza tiene que ver con el alma que habita bajo nuestra piel.

MV5BZGFjZjEzZTktNjY0MS00NjA0LTkxOGYtODY1NzVlYzM1MzEyXkEyXkFqcGdeQXVyNDg2MjUxNjM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,959_AL_

La mirada de Guillermo del Toro es un chorro de Luz en el océano de tinieblas en el que vive sumergida la película. Los personajes principales son estrellas que brillan en ese mar de sombras donde los antagonistas amenazan, cuál agujeros negros, con apagar la luz de los que se atreven a brillar. Por su parte, los protagonistas son seres sencillos que llevan una vida propia, trabajan y se emocionan al escuchar una canción o al ver una película. No eligen de quiénes se enamoran y siguen sus impulsos aún sabiendo que los meterán en problemas.

El director mexicano sustituye los efectos especiales por la Verdad. Una verdad analógica, fría, tenebrosa y maquiavélica capaz de helarte el corazón. Un auténtico duelo entre la Luz y la Oscuridad de la que sale ganando el Romanticismo. Y es que la deliciosa banda sonora de Alexandre Desplat está para hincharse a llorar pañuelo en mano (con esos ecos que recuerdan a ‘Up’).

En la película predomina el color gris tanto en los decorados como en el vestuario. Destaca el uso de la ropa desaliñada de la protagonista, vestida así ni siquiera se intuye que debajo de esos harapos se pueda esconder tanta belleza. Sin olvidar la metáfora de la pastelería, la historia del espía y el guiño al Torrente de Santiago Segura. ‘La forma del agua’ abarca tantos temas como personajes tiene.

MV5BMDJlMDYzZWYtMDJkMC00OTc5LTlkZWItYzNkMzUzNjg3MmE1XkEyXkFqcGdeQXVyNDg2MjUxNjM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,864_AL_

Protagonizada por un reparto de fantasía encabezado por Sally Hawkins (‘Paddington’), Michael Shannon (‘Animales nocturnos’), Octavia Spencer (‘Figuras ocultas’), Richard Jenkins (‘A dos metros bajo tierra’), Michael Stuhlbarg (‘Boardwalk Empire’) y Doug Jones (‘El laberinto del Fauno’). Todos ellos humanizan las imperfecciones de sus personajes incluyendo el momento de duda de Shannon.

La forma del agua’ es una película que habla de las imperfecciones, las emociones y de las personas. La eterna historia de la Luz y la Oscuridad como dos fuerzas opuestas donde solo puede triunfar el Amor.

La forma del agua: 8/10

PD: Hay tanta agua que acabarás empapado

PD2: El espectáculo con el que El Circo del Sol ha homenajeado a ‘La forma del agua’ en los Baftas.