Alita: Ángel de combate | La fuerza arrolladora de la mujer guerrera

Alita es una chica menuda de origen humilde que vive en un mundo lleno de peligros y robots asesinos. De una apariencia frágil y con unos ojazos que desbordan inocencia se podría decir que pide a gritos que la protejan de los peligros de la vida. Pero descuida, la chica se vale por sí misma y, es más, será ella quién proteja a los demás de las amenazas del Mal. Pero ¿de dónde emana esa fuerza? Es algo que ni ella lo sabe. Descúbrelo en ‘Alita: Ángel de combate’.

Ambientada en un futuro distópico. Tras una gran guerra, un médico encuentra entre los desechos del vertedero la cabeza de un cyborg cuya mente humana sigue dando muestras de estar funcionando. El médico lo reanima y le da un cuerpo nuevo, así es cómo Alita vuelve a la vida. No recuerda nada de su pasado así que el médico la acoge como a una hija. Mientras él trata de protegerla como si fuera una hija adolescente, ella se lanza a encontrarse a sí misma.

La chica sale a la calle con su nuevo cuerpo a descubrir el mundo que la rodea. Y se da cuenta de que puede hacer frente a los más fuertes y peligrosos. Descubre en su cuerpo un arma de combate. Pero puede que haya algo más. Porque Alita es valiente, impulsiva y no tiene miedo. Ella es todo corazón. Y todo eso no te lo da un cuerpo robotizado. Tiene que haber algo más.

La respuesta se encuentra en su pasado. Un pasado que no recuerda y que se ve obligada a descubrirlo por sí misma. La película es más un viaje de redescubrimiento personal de una chavala adolescente que busca su lugar en el mundo. Su instinto será su mejor guía para el camino junto con un puntito de locura (llámalo locura, impulsividad o falta de madurez) que le empujará hacia adelante a pesar de los tropiezos y de las ínfimas posibilidades. Una chica echada hacia adelante y que lo demuestra con momentos memorables como la escena del callejón o la del bar.

Alita: Ángel de combate’ es una película de ciencia ficción que desborda efectos visuales a raudales. Pero antes de eso hay una historia que contar, la de la chica protagonista que anda un poco perdida. Por su naturaleza se meterá en líos, descubrirá lo que es el amor y se verá empujada a tomar decisiones complicadas. Un personaje inocente que va madurando a lo largo de la historia.

La película te cautiva por su ritmo ágil y trepidante con ese toque intrigante de descubrir la identidad de la chica. Sustentado por un guion sencillo que da pie a la acción y que desemboca en un torrente de efectos visuales verdaderamente impresionantes. Todo un derroche visual que alcanza su punto álgido durante el Motorball: una especie de juego que mezcla hockey sobre patines y baloncesto, sobre una pista de Nascar. Los efectos visuales son lo mejor de la película.

Alita: Ángel de combate’ está protagonizada por Rosa Salazar acompañada por un reparto de altura como Christoph Waltz, Jennifer Connelly y Mahershala Ali. Con Jorge Lendeborg Jr (‘Bumblebee’) y algún guiño cinéfilo inesperado. Dirige Robert Rodriguez (‘Sin City’ y la saga de ‘Spy Kids’). James Cameron se encarga de la producción con unos increíbles efectos visuales al estilo de ‘Avatar’.

Una película de ciencia ficción muy disfrutable con los mejores efectos visuales del momento ideal para verla en pantalla grande. Además, detrás de los fuegos artificiales se esconde la historia muy real de una chica, sin memoria y con una fuerza arrolladora, en busca de su propio camino. Descubre la fuerza de la mujer guerrera en ‘Alita: Ángel de combate’.

Alita: Ángel de combate : 6,75/10

PD: No sé quién soy.

PD2: Dua Lipa se viste de Alita para la canción de la banda sonora ‘Swan Song’.

Maniac (T1) | El viaje al subconsciente, de Fukunaga

Cary Fukunaga se viste de Capitán Nemo para invitarnos a realizar una travesía de veinte mil leguas de viaje al subconsciente de la mente humana. Una serie que salta con sus personajes protagonistas por diferentes universos para contarnos los miedos, las culpas y las mentiras que residen en lo más hondo de nosotros mismos. Una serie que avanza lentamente porque sabe que para mirar hacia adelante primero tiene que hacer las paces con su pasado. Bienvenidos a ‘Maniac’ de Cary Fukunaga.

Nos situamos en un mundo actual pero con una estética muy ochentera y como si la tecnología apenas hubiera avanzado desde aquella década. ‘Maniac’ arranca en su viaje al subconsciente a través de las cabecitas de dos personajes (Emma Stone y Jonah Hill) que andan estancados en el aparente caos de sus vidas. De primeras salta a la vista que se podría tratar de dos casos perdidos pero todo se pone en orden cuando se apuntan a un ensayo clínico y localizan su dolor.

15375298516503

Desde el principio la serie quiere que entendamos que existen varios niveles en la mente como si nuestro cerebro fuera una cebolla con muchas capas. Resulta muy significativa la prueba de acceso al ensayo para identificar el grado de autodefensa de cada uno. La serie es un viaje a través de esas capas que va desde localizar el problema hasta aceptarlo para seguir hacia adelante.

Claro que no todas las cabezas funcionan igual y si el problema del personaje de Emma Stone resulta un punto muy concreto, el del personaje de Jonah Hill es más abstracto y se dilata en el tiempo. Pero no hay nada que el ingenio del autor del ensayo clínico (Justin Theroux) no pueda solucionar.

La serie engancha por su intriga, una intriga triste por las historias tristes que se cuentan y por una puesta en escena sobria. ‘Maniac’ juega a los simbolismos y al lenguaje metafórico a través de los diferentes sueños de los protagonistas. El director Cary Fukunaga navega entre los sueños jugando con los diferentes géneros del cine que van desde el mafioso hasta el de fantasía medieval de ‘El Señor de los Anillos’.

Pero la serie va más allá y trata de indagar en todas esas cosas que hacemos y las que no hacemos pero, sobre todo, las mentiras que nos decimos. Trata de indagar en la típica broma de mal gusto entre hermanas, en nuestras propias mentiras de negación porque es más fácil fingir que algo no ha ocurrido para poder convivir con uno mismo, o fantasear con pertenecer a una Agencia supersecreta y superimportante para no sentirse insignificante e imaginar al tipo de personas que nos gustaría tener a nuestro lado.

‘Maniac’ navega siempre por las turbulentas aguas del subconsciente donde encuentra las culpas y los demonios interiores que alguien ajeno los puso ahí en alguna ocasión. Los protagonistas no están locos, distinguen la realidad de la ficción, solamente se mienten porque creen que así podrán seguir adelante cuando en realidad eso los estanca. Ambos tendrán que viajar al pasado, enfrentarse a él y aceptarlo para poder pasar página y seguir hacia adelante con sus vidas.

MV5BMTkxMDgzNzk3NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzgwNzYwNjM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

En el plano artístico la serie tiene muchos guiños cinéfilos e incontables referencias y simbolismos. Si te gustó la película de ‘Origen’ y eres paciente te gustará el viaje de ‘Maniac’. Fukunaga consigue planos muy buenos y escenas memorables como la despedida de Emma Stone, el momento del juicio o la escena de acción a lo Matrix.

La serie está protagonizada por Emma Stone y Jonah Hill que ambos realizan un trabajo excepcional. El reparto lo completa Justin Theroux, Sally Field, Sonoya Mizuno (‘Ex-Machina’), Bill Magnussem (‘Noche de juegos’) y Gabriel Byrne (‘En terapia’). Dirigido por Cary Fukunaga (‘True detective’).

Una serie muy cuidada que es un viaje hacia los temores que habitan en el subconsciente. Déjate guiar por Cary Fukunaga, Emma Stone y Jonah Hill para ver claro el laberinto de ‘Maniac’.

Maniac: 7,75/10

PD: Volvamos ahí fuera y finjamos que no ha pasado nada.

Han Solo | Que la audacia te acompañe

En plena temporada de superhéroes en la cartelera se ha colado un joven que no destaca por ningún superpoder, no le acompaña la Fuerza ni nadie le espera en casa. Sus cualidades son mucho más terrenales como el coraje, la astucia y la insensatez idealista de la juventud. Es un poco canalla y no se le da nada mal pilotar naves espaciales. Es imprevisible. Es ‘Han Solo’.

La película arranca cuando un joven y su chica tratan de escapar a lo ‘Bonnie and Clyde’ entre los escombros de un planeta de suburbios. Después de eso, Han Solo hará lo que sea por ganarse la vida para regresar y recuperar algo valioso. Y entre medias ocurre el transcurrir de la vida.

MV5BNWJlMDQwMDItZjIyMy00OGY2LThkYjgtNDY0YTRiOWZjMTQwXkEyXkFqcGdeQXVyNzQ0MDUyMzg@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_

Han Solo’ tiene un comienzo muy prometedor con un corte realista y una atmósfera muy atractiva. Incluso la escena bélica está muy lograda y es toda una delicia fugaz. Según va avanzando los minutos el empuje inicial se va diluyendo para terminar en una película convencional, muy entretenida y demasiado correcta.

Lo mejor de la película es la rebelión que prepara el robot, un tema que hoy es más actual que nunca. Un robot que respira inquietud, libertad y rebeldía que bien se merece continuar en la saga Star Wars sino en cuerpo al menos en espíritu. De los guiños destaca el momento en el que se conocen Han y Chewbacca. Una amistad que comenzará, cual inmejorable metáfora del destino, encadenados el uno al otro y desde entonces ya nada podrá separarlos.

En la dirección se nota la mano maestra de Ron Howard, sobre todo, al principio. El guión plantea una idea interesante pero se va perdiendo en el desarrollo, le falta chispa y a veces cae en diálogos un tanto infantiles. Sin embargo, en conjunto ‘Han Solo’ es una buena película de aventuras espaciales muy entretenida con cierto trasfondo existencial.

Alden Ehrenreich es el joven Han Solo que, a falta del carisma de Harrison Ford, realiza una interpretación a la altura de su personaje y lo defiende bastante bien. Sus compañeros de tripulación son Woody Harrelson, Donald Glover (‘Atlanta’) y Emilia Clarke (‘Juego de tronos’) que juntos dan un nivelazo a la película. Sin olvidar, un regalo llamado Thandie Newton.

MV5BMTc4MjUzMDMyNF5BMl5BanBnXkFtZTgwNDUzNDUyNTM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,744_AL_

Se trata de una película sobre los orígenes de un personaje así que veremos la evolución del protagonista. De comenzar siendo un joven idealista bastante astuto a madurar conservando el idealismo pero sin perder de vista el mundo real. Ahí es cuando entra en juego los personajes de Woody Harrelson, Donald Glover y Emilia Clarke que todos de una forma u otra buscan ganar una partida de cartas conociendo bien la única ley que impera. No salir de la partida.

Un trasfondo muy interesante y que planta las bases para abrir una nueva saga del universo Star Wars. La historia de Han Solo da para mucho más y lo mismo con un guión con un poco más de garra lo podría convertir en una gran película. Una película tan grande como su personaje, Han Solo.

Han Solo: 6,25/10

PD: Tú buscas algo…

Vengadores: Infinity War | Si conectas con Marvel te lo pasarás en grande

Lo mejor de ‘Vengadores: Infinity War’ es que si conoces el universo Marvel disfrutarás de una batalla épica. Pero si no, la desconexión con la historia que te están contando puede ser total e inmerecida para con unos personajes que iban ganando profundidad a lo largo de la saga más grande de superhéroes.

Me gustan las películas de acción y superhéroes, sobre todo, me gusta disfrutarlas en el cine con una pantalla gigante para meterme de lleno en el habitual frenesí  de la historia. Me encanta. Disfruto con las películas de la Marvel por sus peleas imposibles, sus efectos especiales espectaculares, sus diálogos ingeniosos y por dedicar un momento a la profundidad dramática del personaje en cuestión.

MV5BMTc3NjY5MzMzN15BMl5BanBnXkFtZTgwMTkwMDk1NDM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,937_AL_

Vengadores: Infinity War’ quiere dar un paso más allá y centrarse en la pura acción intergaláctica, que a mí me resulta ajena, y en un desarrollo de personajes basado en la narrativa lineal y no en la evolución de sus personalidades. Por eso, la película me sorprendió negativamente. Porque con tantos personajes increíbles con tantos superpoderes conviviendo en un universo único, me parece sorprendente no haber aprovechado los rasgos que hacen únicos a cada personaje para crear un universo enormemente mágico y al mismo tiempo real. Sobre todo, cuando ya habían sentado las bases en ‘Civil War’.

Es por esa falta de voluntad a la hora de otorgar cierto realismo y por entregarse ciegamente a una historia plana cargada de momentos dramáticos exagerados por lo que ‘Vengadores: Infinity War’ no funciona como una película para el espectador medio. Incluso llega a dar un poco de rabia observar cómo una saga que iba evolucionando tan bien llegué a contagiarse de los errores de las películas de DC como ‘Batman v Superman’ y ‘Escuadrón suicida’. Es una pena ver, desde ‘Civil War’ a esta parte, cómo el universo Marvel se expande e involuciona al mismo tiempo.

Ahora centrándome a lo que es puramente la película, quiero destacar a la cuadrilla de ‘Los Guardianes de la Galaxia’ porque resultan ser los más graciosos y lo mejor en todo el metraje. Sin embargo, la gran cantidad de efectos especiales llega a apabullar y a saturar concediendo el único papel protagonista precisamente a los efectos visuales por encima de todos los personajes. Reduciendo la participación de algunos de ellos, como Capitán América o la Viuda Negra, a meros cameos cuando, decisiones empresariales al margen, deberían ser cuanto menos piezas transversales de la historia.

MV5BMjM3NzM3OTc2OF5BMl5BanBnXkFtZTgwNjk2Njk5NDM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,936_AL_

Afortunadamente, todo esto resulta baladí si eres fan del universo Marvel. Si lo eres ya habrás visto la película y esta reseña no es para ti porque habrás disfrutado muchísimo, lo sé. Y lo sé porque yo también soy fan de mis sagas y mis trilogías. Lo mejor del cine es olvidarlo todo y disfrutar con la película. Y se disfruta mejor cuando te sabes todas las idas y venidas de los personajes, cuando descubres un matiz oculto en algún diálogo o cuando conoces ciertos datos a través de los cómics o novelas gráficas. Pero como ya os habréis dado cuenta, este no es mi caso con ‘Vengadores: Infinity War’.

Tanto esta como el resto de mis reseñas se centran en las sensaciones que me transmiten las películas y de los temas que abordan. La gran cantidad de personajes que conviven en ‘Vengadores: Infinity War’ y su narrativa construida a base de numerosas películas llega al punto de perderme y a preguntarme ‘¿por dónde íbamos?’. Lamento tener que escribir una reseña en el que exponga, mejor o peor, mis impresiones negativas sobre una película que seguramente no haya entendido completamente pero que tampoco se ha esforzado mucho para ponerme en situación. Prefiero escribir sobre las sensaciones personales que me transmitió la película, siempre desde el respeto y sin spoilers, a sucumbir a la presión de la opinión generalizada más que nada por honestidad hacia los lectores.

Para resumir, ‘Vengadores: Infinity War’ es una película tan basada en los efectos especiales que puede que no conecte con el espectador medio. Pero será gigantesca y muy disfrutable para los fans del universo Marvel.

Vengadores: Infinity War : 4/10

Ready Player One | En busca del Rosebud de Spielberg

‘Ready Player One’ es como una enorme carrera de Hot Wheels de realidad virtual mientras se está librando la batalla definitiva del Halo en un universo infinito en el que te sientes como en casa pisando a fondo el pedal de tu viejo Delorean de toda la vida. Es un puro caos de innumerables oportunidades cargado de un ambiente nostálgico gamer muy amable.

En un futuro próximo existe una realidad virtual paralela llamada ‘Oasis’ donde la gente se conecta para realizar todas las cosas que no puede hacer en la vida real. Un chaval de los suburbios (Tye Sheridan), muy aficionado al videojuego, y sus amigos se apuntan a encontrar una especie de Santo Grial que ha escondido el difunto creador de ‘Oasis’. Quién encuentre el preciado objeto oculto heredará todo su legado. Dando comienzo así a una carrera sin cuartel que alcanzará ambas realidades y las cuatro dimensiones.

Los efectos visuales son espectaculares. Te meten de lleno en un universo paralelo de videojuego. Es un film muy nostálgico porque contiene muchísimos guiños a películas, series y videojuegos de los años 80 y 90. La verdadera gracia de la película es ir a verla y descubrir cada referencia por uno mismo. Estoy seguro de que cada uno encuentra una historia diferente (dentro de la misma) en función de los recuerdos propios de cada uno y cómo cada referencia le hace teletransportarse a su propia infancia. La clave de la película es que es capaz de crear una experiencia personalizada según los momentos vividos por el espectador. De ese modo, ‘Ready Player One’ se convierte en una pieza única.

MV5BNjg0MTkwNzAyMF5BMl5BanBnXkFtZTgwNzkzOTEwNTM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

Ready Player One’ es un viaje al futuro pero sin despegarse del pasado. La película funciona como gasolina que aviva el fuego de nuestros propios flashbacks. Una cadena de saltos en el tiempo que convierte la simple carrera por el valioso trofeo en una búsqueda por el ‘rosebud’ de Steven Spielberg, el creador entre creadores. Aunque la película no ofrece respuestas a todas las preguntas uno sí puede llegar a intuir el porqué de la vasta imaginación del director a lo largo de su carrera. Es como si Spielberg filmara su propio biopic.

Protagonizado por Tye Sheridan, Olivia Cooke (‘Yo, él y Raquel’) y Mark Rylance (‘Mi amigo el gigante’). La película engancha desde el principio por unos efectos visuales descomunales pero va perdiendo fuelle según avanza por una trama bastante amable y por saturación de dichos efectos visuales. A medida que vamos conociendo la figura del fundador de ’Oasis’ su aura se va haciendo tan grande que se come al resto de personajes quiénes acaban relegados a un segundo plano.

Ready Player One’ es una película que no te puedes perder por su relevancia, la época que refleja y por supuesto, para bien o para mal, los efectos visuales. Se trata de un viaje en busca de ese nosequé que guarda Steven Spielberg dentro de sí que le ha permitido crear universos fascinantes a través de sus películas y que ha hecho soñar a muchas generaciones de niños de todas las edades. Solo por eso, ‘Ready Player One’ se convierte en una de las películas imprescindibles de la temporada.

Ready Player One: 7/10

PD: Are you ready?

 

PD2: Tráiler versión ‘Come with me’

Aniquilación | El fenómeno Garland

‘Aniquilación’ se presenta como una película de ciencia ficción pero en realidad es como uno de esos fenómenos meteorológicos que comienzan con una fina lluvia tropical que se acaban convirtiendo en un huracán de categoría cinco que arrasa con cualquier certeza que tengas en la cabeza. Es lo que los científicos de Giro de Guión denominan: el fenómeno Garland.

La premisa de ‘Aniquilación’ es sencilla. Una burbuja alienígena amenaza con engullirse nuestro planeta mientras la comunidad científica estudia la manera de detenerla. Tarea que parece imposible cuando nadie de las diferentes expediciones ha vuelto de la burbuja para contarlo. Hasta que regresa un hombre (Oscar Isaac), sin memoria, y entonces a su mujer (Natalie Portman) le entran unas ganas locas de meterse en la burbuja de cabeza.

La virtud de Alex Garland en sus películas ‘Ex Machina’ y ‘Aniquilación’ no es la de dar respuestas a los enigmas del universo sino la de formular las preguntas correctas. Luego cada uno en casa que se devana los sesos como quiera o, mejor aún, que se abran una serie de debates jamás antes imaginados pero necesarios. ‘Aniquilación’ plantea muchas de esas preguntas correctas donde aborda diferentes temas como el concepto de Belleza, la mezcla genética y la autodestrucción.

aniquilación01

La idea más grande de ‘Aniquilación’ es que presenta la posibilidad de la llegada de un ente, ni bueno ni malo, que quiere imponer su mundo y sus reglas sin tener idea de que, al mismo tiempo, está destruyendo el nuestro. Lo que nos lleva a la cuestión principal de la película: “¿para crear un mundo totalmente distinto y mejor resulta absolutamente necesario destruir el viejo?” Incluso Alex Garland quiere llegar más lejos lanzando otra pregunta “¿y si no lo está destruyendo sino que lo está transformando (mejorando)?”, que sería el punto de vista del susodicho ente.

Uno de los detalles que más llama la atención es la escena del oso estrenando sus nuevas cuerdas vocales. Alex Garland utiliza la voz, de los pocos elementos únicos e irrepetibles que poseemos cada uno de nosotros como seres humanos, como una metáfora para hacer ver que el cazador cuando caza absorbe la fuerza vital del cazado. Luego en un plano más terrenal la película utiliza la teoría de los átomos y el simbolismo del faro como elementos narrativos.

aniquilación02

Aniquilaciónnos fascina por una fotografía y un guión que te atrapa desde el principio para llevarte de la mano sin rechistar hacia el nuevo mundo y sus preguntas. Más allá de una película, ‘Aniquilación’ es toda una experiencia sensorial, sobre todo, por un final que recuerda a las performances que se exponen en los museos de Arte Contemporáneo.

Protagonizada por Natalie Portman que está acompañada de un Oscar Isaac (‘Ex Machina’) con el que no me gustaría jugar a las cartas. Y ojo con Jennifer Jason Leigh que, convertida ya en una clásica secundaria de lujo, aquí realiza un papel mucho más interesante de lo que pueda parecer a simple vista.

Aniquilación’ no es una fuente de respuestas sino de preguntas. Porque, a veces, para seguir avanzando, la mejor respuesta es otra buena pregunta.

Aniquilación: 8/10

PD: Más que una película, es una experiencia