Un lugar tranquilo | El silencio como nueva forma de terror

Un lugar tranquilo’ no reinventa el género de terror pero sí apunta hacia el thriller psicológico como una nueva forma de dejarnos sin parpadear y aguantando la respiración hasta el final en la butaca de nuestro cine.

La película se sitúa en un futuro distópico donde los miembros de una familia viven en el bosque cuidándose de no emitir ningún sonido. Si lo hacen atraerán a unas criaturas con un apetito voraz. Así que ante tal perspectiva el silencio es un manto invisible que alcanza a cubrirlo todo desde el miedo hasta el sentimiento de culpa. Y es que la historia coloca el foco sobre la familia y su forma de coexistir con el silencio como un extraño compañero de habitación.

Destaca la escena inicial por su cuidado en los detalles y la forma que tiene de volcar al espectador en su particular atmósfera. En esos primeros minutos en parte te atrapa por el diseño de sonido que es una maravilla para mantenerte en tensión durante toda la película y te obliga a prestar atención de forma inusitada a cada minúsculo sonido que surge de la acción. Lo mejor de ‘Un lugar tranquilo’ es que se sirve de recursos poco frecuentes en el cine para captar nuestra atención y hacernos vivir una experiencia diferente con una película.

97138

A partir de ahí la película recorre lugares comunes de las cintas de sustos de terror hasta llegar a su parte final donde se entrega totalmente al género. Al fin y al cabo, ‘Un lugar tranquilo’ no deja de ser un thriller psicológico con las fórmulas del género de terror. Una mezcla que funciona bastante bien.

Un lugar tranquilo’ podría entrar en la categoría de cine mudo porque prácticamente no hay diálogo por las circunstancias de la historia. Pero que los personajes no hablen no significa que no lo haga el guión. Utiliza el embarazo de la protagonista para colocar la cuenta atrás de lo que será una inevitable tormenta de ruido y gritos. Ante tal perspectiva se presenta ante ellos un futuro de claroscuro donde una nueva vida surgirá y con ella traerá un riesgo añadido a la supervivencia de la familia.

La otra metáfora que utiliza el guión es la del silencio como alfombra donde se guarda todo lo que no se dice. Con el tiempo se acaba convirtiendo en una montaña de malentendidos de donde nacen emociones como la culpa. Resulta interesante observar cómo de un hecho fortuito se pueda llenar de culpa a alguien durante años desconociendo que la cura es algo tan sencillo como hablar las cosas y esclarecer los malentendidos. Por eso a lo largo de la película uno se va dando cuenta de que el silencio no les salvará de esta. Tendrá que actuar si quieren salvarse.

58

Protagonizada por Emily Blunt que está que se sale y por John Krasinski (‘The Office’) que también la dirige y demuestra que tiene maneras a la hora del filmar, sobre todo, en la primera parte de la película. En su último tramo la película se toma ciertas licencias creativas pero da lo mismo porque para entonces ya te tiene encandilado con la trama.

Un lugar tranquilo’ es un thriller de terror destinado para los espectadores más atrevidos a probar películas menos convencionales. La originalidad de su propuesta te convertirá en cómplice tratando de hacer el menos ruido posible en el cine para no delatar a los protagonistas. Así que, ya lo saben, tengan cuidado al comer palomitas.

Un lugar tranquilo: 6,75/10

PD: Aguantarás la respiración.

Una razón brillante | Estimulante lección de oratoria

Una razón brillante’ elabora un discurso que anima a los jóvenes de pocos recursos a desarrollar su educación como un salvavidas. El manejo de la palabra y la apariencia como cartas de presentación para optar a un futuro mejor. Una película muy entretenida que te hace pensar aunque a veces resulta un tanto artificiosa.

La historia arranca cuando un profesor de universidad (Daniel Auteuil) se le calienta la boca cuando le reprocha la impuntualidad a una de sus alumnas. La escena queda registrada y compartida en redes sociales por lo que causa un gran revuelo. Para calmar los ánimos y para que el profesor conserve su plaza en la institución invita a su alumna a darle clases particulares de oratoria para el concurso estatal. Una oportunidad única para que ambos aprendan lo mejor el uno del otro.

Una-razón-brillante-2

La película parte de una premisa muy atractiva. La de invitar a los jóvenes a implicarse a estudiar no con el fin de ser buenos chicos y obedecer las normas sino más como la de aprovechar los recursos que te puede ofrecer la escuela como herramientas de útil aplicación en la vida real. A través del dominio de la oratoria y de una apariencia pulcra se pueden abrir muchas puertas que desde el lejano pisito de extrarradio pudieran parecer imposibles.

Una razón brillante’ reúne a dos personajes en una amistad improbable. Ella es una joven de origen argelino en el país de la Torre Eiffel y él es un profesor de antiguas convicciones. Pero entre ambos surge una especie de relación de simpatía profesional que llega a ser una entrañable simbiosis.

UnaRazonBrillante-00029

Una película que resulta muy entretenida y hace pensar a los espectadores. El tema que aborda es muy atractivo con un guión que traslada de forma sencilla el arte de convencer desde las grandes aulas de las universidades hasta a las escenas de la vida cotidiana. ‘Una razón brillante’ no se queda en la parte luminosa también expone los riesgos del uso excesivo de la oratoria. Para el orador puede suponer caer en el lado de la manipulación, la frialdad y, sobre todo, la falta de tacto para con sus seres queridos. Son los costes por la obsesión de querer llevar siempre la razón.

Se trata de la historia de una joven estudiante de Derecho por lo que la película es ideal para ellos los futuros magistrados, jueces y abogados. Sin embargo, su pragmatismo y su flexibilidad a la hora de defender una postura u otra no me parecen cualidades aptas para otras profesiones como periodistas o políticos (o incluso para ser simplemente una persona). Porque creo que hay algo más importante que llevar la razón y es la credibilidad. Y es que al final de la película deja un regusto agridulce.

Con ‘Una razón brillante’ el cine francés nos da una estimulante lección de oratoria muy entretenida. Hará que pensar y dará de qué hablar durante semanas. Solo por eso ya son razones de sobra para ir a verla al cine.

Una razón brillante: 6,5/10

PD: Que no te quede para septiembre…

Ready Player One | En busca del Rosebud de Spielberg

‘Ready Player One’ es como una enorme carrera de Hot Wheels de realidad virtual mientras se está librando la batalla definitiva del Halo en un universo infinito en el que te sientes como en casa pisando a fondo el pedal de tu viejo Delorean de toda la vida. Es un puro caos de innumerables oportunidades cargado de un ambiente nostálgico gamer muy amable.

En un futuro próximo existe una realidad virtual paralela llamada ‘Oasis’ donde la gente se conecta para realizar todas las cosas que no puede hacer en la vida real. Un chaval de los suburbios (Tye Sheridan), muy aficionado al videojuego, y sus amigos se apuntan a encontrar una especie de Santo Grial que ha escondido el difunto creador de ‘Oasis’. Quién encuentre el preciado objeto oculto heredará todo su legado. Dando comienzo así a una carrera sin cuartel que alcanzará ambas realidades y las cuatro dimensiones.

Los efectos visuales son espectaculares. Te meten de lleno en un universo paralelo de videojuego. Es un film muy nostálgico porque contiene muchísimos guiños a películas, series y videojuegos de los años 80 y 90. La verdadera gracia de la película es ir a verla y descubrir cada referencia por uno mismo. Estoy seguro de que cada uno encuentra una historia diferente (dentro de la misma) en función de los recuerdos propios de cada uno y cómo cada referencia le hace teletransportarse a su propia infancia. La clave de la película es que es capaz de crear una experiencia personalizada según los momentos vividos por el espectador. De ese modo, ‘Ready Player One’ se convierte en una pieza única.

MV5BNjg0MTkwNzAyMF5BMl5BanBnXkFtZTgwNzkzOTEwNTM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

Ready Player One’ es un viaje al futuro pero sin despegarse del pasado. La película funciona como gasolina que aviva el fuego de nuestros propios flashbacks. Una cadena de saltos en el tiempo que convierte la simple carrera por el valioso trofeo en una búsqueda por el ‘rosebud’ de Steven Spielberg, el creador entre creadores. Aunque la película no ofrece respuestas a todas las preguntas uno sí puede llegar a intuir el porqué de la vasta imaginación del director a lo largo de su carrera. Es como si Spielberg filmara su propio biopic.

Protagonizado por Tye Sheridan, Olivia Cooke (‘Yo, él y Raquel’) y Mark Rylance (‘Mi amigo el gigante’). La película engancha desde el principio por unos efectos visuales descomunales pero va perdiendo fuelle según avanza por una trama bastante amable y por saturación de dichos efectos visuales. A medida que vamos conociendo la figura del fundador de ’Oasis’ su aura se va haciendo tan grande que se come al resto de personajes quiénes acaban relegados a un segundo plano.

Ready Player One’ es una película que no te puedes perder por su relevancia, la época que refleja y por supuesto, para bien o para mal, los efectos visuales. Se trata de un viaje en busca de ese nosequé que guarda Steven Spielberg dentro de sí que le ha permitido crear universos fascinantes a través de sus películas y que ha hecho soñar a muchas generaciones de niños de todas las edades. Solo por eso, ‘Ready Player One’ se convierte en una de las películas imprescindibles de la temporada.

Ready Player One: 7/10

PD: Are you ready?

 

PD2: Tráiler versión ‘Come with me’

Tomb Raider | La leyenda se convierte en realidad

La nueva Lara Croft trabaja de mensaca, besa la lona cuando entrena y juega a la liebre para sacarse un dinerillo extra. No es la heroína perfecta pero es tan de carne y hueso que se gana al público por su cercanía. La película resulta más chispeante cuando muestra las habilidades millenals de la joven protagonista que por su capacidad innata de resolver acertijos de tumbas milenarias. Y todo eso sin perder el estilo de ‘Tomb Raider’. Puro espectáculo.

Alicia Vikander es Lara Croft, una joven independiente que se niega a firmar el acta de defunción de su padre desaparecido. Así que se lanza a seguir su rastro para encontrarlo y traerlo de vuelta. La película comienza con mucha acción y un ritmo frenético. Apenas se detiene en la parte de misterio de la trama que utiliza como un elemento de trasfondo de la historia. Porque el objetivo de ‘Tomb Raider’ es vivir LA aventura del videojuego.

tombraider032

La película arranca con dos escenas memorables: la de la persecución de bicicletas y la pelea en el puerto. El guión es ágil y sirve para el uso exclusivo de la acción. Dedica el tiempo justo a resolver los enigmas que se van presentando de manera fluida favoreciendo el devenir de la trama. Hacia el final del metraje, la acción se condensa por lo que pierde ritmo pero la historia gana solidez para que las imágenes se queden impregnadas en nuestra retina a la salida del cine. Prácticamente, la película se toma un respiro para que asimilemos tanta acción desbordante.

Los efectos especiales son espectaculares y las escenas de acción son impresionantes. Hay persecuciones muy cañeras, saltos imposibles y la dosis justa de peleas. ‘Tomb Raider’ se mantiene fiel a la mecánica del videojuego y lo convierte en puro espectáculo cinematográfico. Alicia Vikander carga con el arco y las flechas de Lara Croft en un papel que le viene como anillo al dedo. Completa el reparto Dominic West (‘The wire’) y Walton Goggins (‘Los odiosos ochos’) que, este último, tiene un papel de malo pero bastante humano.

Aquellas lejanas leyendas de ‘Tomb Raider’ sobre mitos y hallazgos arqueológicos han quedado atrás. Esta nueva versión recoge un cariz mucho más cercano y aventurero con el que poder disfrutar como un chiquillo de una auténtica experiencia Tomb Raider en el cine.

Tomb Raider: 6/10

PD: Una auténtica aventura Tomb Raider.

Aniquilación | El fenómeno Garland

‘Aniquilación’ se presenta como una película de ciencia ficción pero en realidad es como uno de esos fenómenos meteorológicos que comienzan con una fina lluvia tropical que se acaban convirtiendo en un huracán de categoría cinco que arrasa con cualquier certeza que tengas en la cabeza. Es lo que los científicos de Giro de Guión denominan: el fenómeno Garland.

La premisa de ‘Aniquilación’ es sencilla. Una burbuja alienígena amenaza con engullirse nuestro planeta mientras la comunidad científica estudia la manera de detenerla. Tarea que parece imposible cuando nadie de las diferentes expediciones ha vuelto de la burbuja para contarlo. Hasta que regresa un hombre (Oscar Isaac), sin memoria, y entonces a su mujer (Natalie Portman) le entran unas ganas locas de meterse en la burbuja de cabeza.

La virtud de Alex Garland en sus películas ‘Ex Machina’ y ‘Aniquilación’ no es la de dar respuestas a los enigmas del universo sino la de formular las preguntas correctas. Luego cada uno en casa que se devana los sesos como quiera o, mejor aún, que se abran una serie de debates jamás antes imaginados pero necesarios. ‘Aniquilación’ plantea muchas de esas preguntas correctas donde aborda diferentes temas como el concepto de Belleza, la mezcla genética y la autodestrucción.

aniquilación01

La idea más grande de ‘Aniquilación’ es que presenta la posibilidad de la llegada de un ente, ni bueno ni malo, que quiere imponer su mundo y sus reglas sin tener idea de que, al mismo tiempo, está destruyendo el nuestro. Lo que nos lleva a la cuestión principal de la película: “¿para crear un mundo totalmente distinto y mejor resulta absolutamente necesario destruir el viejo?” Incluso Alex Garland quiere llegar más lejos lanzando otra pregunta “¿y si no lo está destruyendo sino que lo está transformando (mejorando)?”, que sería el punto de vista del susodicho ente.

Uno de los detalles que más llama la atención es la escena del oso estrenando sus nuevas cuerdas vocales. Alex Garland utiliza la voz, de los pocos elementos únicos e irrepetibles que poseemos cada uno de nosotros como seres humanos, como una metáfora para hacer ver que el cazador cuando caza absorbe la fuerza vital del cazado. Luego en un plano más terrenal la película utiliza la teoría de los átomos y el simbolismo del faro como elementos narrativos.

aniquilación02

Aniquilaciónnos fascina por una fotografía y un guión que te atrapa desde el principio para llevarte de la mano sin rechistar hacia el nuevo mundo y sus preguntas. Más allá de una película, ‘Aniquilación’ es toda una experiencia sensorial, sobre todo, por un final que recuerda a las performances que se exponen en los museos de Arte Contemporáneo.

Protagonizada por Natalie Portman que está acompañada de un Oscar Isaac (‘Ex Machina’) con el que no me gustaría jugar a las cartas. Y ojo con Jennifer Jason Leigh que, convertida ya en una clásica secundaria de lujo, aquí realiza un papel mucho más interesante de lo que pueda parecer a simple vista.

Aniquilación’ no es una fuente de respuestas sino de preguntas. Porque, a veces, para seguir avanzando, la mejor respuesta es otra buena pregunta.

Aniquilación: 8/10

PD: Más que una película, es una experiencia