Las distancias | El desencanto de los nuevos treintañeros

‘Las distancias’ arranca bajo la inocente premisa de un grupo de amigos que viaja a Berlín para darle una sorpresa al chaval de la cuadrilla que tuvo que emigrar para buscarse la vida. Aterrizan en un Berlín gris en el pisito de un treintañero que se halla lejos de la vida prometida. El retrato de una generación reflejada en las distancias físicas y emocionales del típico grupo de amigos inseparables.

Cuatro amigos se plantan en Berlín para darle una sorpresa por su cumpleaños al emigrante del grupo. Pronto se disipará la euforia y descubrirán que no llegan en el mejor momento para ninguno de ellos.

still_distàncies_0587_E28A8000

Se trata de un drama generacional de jóvenes treintañeros y en parte una radiografía de la juventud española de los licenciados de aquellos años. Todo eso bañado en un barniz de tonos grises que cuanto más avanza más nublado se pone.

La típica amistad de colegueo de cuatro capullos (más el anfitrión) se transformará en un viaje al interior de sus vidas en el que cada uno esconde una historia incómoda de contar. La historia está sustentada por un magnífico guión que va dejando entrever las distancias, no solo físicas sino emocionales, entre los distintos componentes del grupo de amigos.

Un guión espléndido, cinco actores muy buenos y poco más, con eso la directora y coguionista Elena Trapé demuestra que con muy poco se puede contar una gran historia. Con una fotografía muy trabajada, un uso de la luz muy natural y una puesta en escena muy efectiva que hace que brille el guión y el talento de Elena Trapé.

Una película lleno de sutilezas como la conversación fuera de plano de Alexandra Jiménez, ese momento silencioso cuando llega la chica alemana al piso y los pequeños detalles de las conversaciones que van desgranando las vidas particulares de los personajes.

3942591

El guión brilla en parte también por el gran trabajo de los actores donde destacan Alexandra Jiménez, Miki Esparbé (‘Perdiendo el norte’) y un Isak Férriz muy bueno haciendo de capullo integral.

‘Las distancias’ se alzó como la gran triunfadora del Festival de Málaga al llevarse tres premios: Mejor Película, Mejor dirección y Mejor Actriz para Alexandra Jiménez. Una película que es buena porque golpea en el corazón de la generación de treintañeros que viven en el desencanto de la vida adulta. Especialmente gris y especialmente dramática, ‘Las distancias’ duele por lo cercana que resulta.

Las distancias: 7,25/10

PD: ¡Qué fin de semana tan absurdo!

Yucatán | Maestros del teatro y del disfraz

Rodrigo de la Serna abre la velada como maestro de ceremonias del crucero y nos da la bienvenida a una película llena de humor, muy cercana y con una puesta en escena de lo más teatral. ‘Yucatán’ es una peli sobre dos granujas al puro estilo del cine clásico. Un crucero para dejarse llevar por el encanto de sus personajes.

Dos ladrones maestros del engaño competirán por hacerse con el botín que guarda un hombre al que le acaba de tocar la lotería. Pero el dinero no es lo único que se interpone entre ellos dos también lo hace el amor por la misma mujer. Por otro lado, el señor afortunado no viaja solo sino que se ha traído a toda la familia y, por supuesto, sus yernos andan detrás del dinero del viejo. Todos a la carrera por el dinero mientras se suceden aventuras, números musicales, engaños, estratagemas y mucho buen rollo.

yucatan

La película embelesa por la puesta en escena, los disfraces de galán, la pose triste de Luis Tosar y la gran aventura de Casablanca con una gran Toni Acosta que nos representa a todos. A partir de ahí ‘Yucatán’ es una comedia de enredos en el que los ladrones desplegarán sus astutos planes para ganarse la confianza del reciente millonario.

Gusta por contemplar el esfuerzo incansable de los personajes por encandilar con los trajes y las puestas en escena porque más que ladrones parecen maestros del teatro y del disfraz. Es una película que pide a gritos ser un musical.

Rodrigo de la Serna y Luis Tosar son los Rinconete y Cortadillo del director Daniel Monzón que juegan al arte de los ladrones pero con el mismo respeto por las reglas del sindicato de los mangantes que los de la propia obra de Cervantes. Son dos apuestos maestros del engaño y la seducción que por sus poses y su descaro consiguen robarnos más de una sonrisa.

1535652515_638133_1535698696_noticia_fotograma

El reparto lo completa Stephanie Cayo, Joan Pera, Agustín Jiménez y Toni Acosta en una película muy amable sin más pretensiones que la de hacernos disfrutar de un rato muy divertido. Una competencia sana entre ladrones con muy buen rollo con algunos devaneos con lo más comercial pero siempre regresa a buen puerto con las locas aventuras de sus personajes que son lo mejor de la película.

La buena mano del director Daniel Monzón se muestra en la aventura en Brasil manejando el tempo y la situación para conseguir el efecto deseado en cada instante de la acción. Sobre todo viniendo de la desvergonzada aventura de Casablanca, le queda una escena muy resultona.

Una comedia de enredos, un tanto disparatada y con un descaro que encandila. Súbete a ‘Yucatán’, el crucero de las aventuras.

Yucatán: 6,5/10

PD: Como dijo el camarero del Titanic: “sigamos bailando mientras suene la música”.

PD2: Carlos Jean se encarga de pinchar la banda sonora de la película.

Maniac (T1) | El viaje al subconsciente, de Fukunaga

Cary Fukunaga se viste de Capitán Nemo para invitarnos a realizar una travesía de veinte mil leguas de viaje al subconsciente de la mente humana. Una serie que salta con sus personajes protagonistas por diferentes universos para contarnos los miedos, las culpas y las mentiras que residen en lo más hondo de nosotros mismos. Una serie que avanza lentamente porque sabe que para mirar hacia adelante primero tiene que hacer las paces con su pasado. Bienvenidos a ‘Maniac’ de Cary Fukunaga.

Nos situamos en un mundo actual pero con una estética muy ochentera y como si la tecnología apenas hubiera avanzado desde aquella década. ‘Maniac’ arranca en su viaje al subconsciente a través de las cabecitas de dos personajes (Emma Stone y Jonah Hill) que andan estancados en el aparente caos de sus vidas. De primeras salta a la vista que se podría tratar de dos casos perdidos pero todo se pone en orden cuando se apuntan a un ensayo clínico y localizan su dolor.

15375298516503

Desde el principio la serie quiere que entendamos que existen varios niveles en la mente como si nuestro cerebro fuera una cebolla con muchas capas. Resulta muy significativa la prueba de acceso al ensayo para identificar el grado de autodefensa de cada uno. La serie es un viaje a través de esas capas que va desde localizar el problema hasta aceptarlo para seguir hacia adelante.

Claro que no todas las cabezas funcionan igual y si el problema del personaje de Emma Stone resulta un punto muy concreto, el del personaje de Jonah Hill es más abstracto y se dilata en el tiempo. Pero no hay nada que el ingenio del autor del ensayo clínico (Justin Theroux) no pueda solucionar.

La serie engancha por su intriga, una intriga triste por las historias tristes que se cuentan y por una puesta en escena sobria. ‘Maniac’ juega a los simbolismos y al lenguaje metafórico a través de los diferentes sueños de los protagonistas. El director Cary Fukunaga navega entre los sueños jugando con los diferentes géneros del cine que van desde el mafioso hasta el de fantasía medieval de ‘El Señor de los Anillos’.

Pero la serie va más allá y trata de indagar en todas esas cosas que hacemos y las que no hacemos pero, sobre todo, las mentiras que nos decimos. Trata de indagar en la típica broma de mal gusto entre hermanas, en nuestras propias mentiras de negación porque es más fácil fingir que algo no ha ocurrido para poder convivir con uno mismo, o fantasear con pertenecer a una Agencia supersecreta y superimportante para no sentirse insignificante e imaginar al tipo de personas que nos gustaría tener a nuestro lado.

‘Maniac’ navega siempre por las turbulentas aguas del subconsciente donde encuentra las culpas y los demonios interiores que alguien ajeno los puso ahí en alguna ocasión. Los protagonistas no están locos, distinguen la realidad de la ficción, solamente se mienten porque creen que así podrán seguir adelante cuando en realidad eso los estanca. Ambos tendrán que viajar al pasado, enfrentarse a él y aceptarlo para poder pasar página y seguir hacia adelante con sus vidas.

MV5BMTkxMDgzNzk3NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzgwNzYwNjM@._V1_SX1500_CR0,0,1500,999_AL_

En el plano artístico la serie tiene muchos guiños cinéfilos e incontables referencias y simbolismos. Si te gustó la película de ‘Origen’ y eres paciente te gustará el viaje de ‘Maniac’. Fukunaga consigue planos muy buenos y escenas memorables como la despedida de Emma Stone, el momento del juicio o la escena de acción a lo Matrix.

La serie está protagonizada por Emma Stone y Jonah Hill que ambos realizan un trabajo excepcional. El reparto lo completa Justin Theroux, Sally Field, Sonoya Mizuno (‘Ex-Machina’), Bill Magnussem (‘Noche de juegos’) y Gabriel Byrne (‘En terapia’). Dirigido por Cary Fukunaga (‘True detective’).

Una serie muy cuidada que es un viaje hacia los temores que habitan en el subconsciente. Déjate guiar por Cary Fukunaga, Emma Stone y Jonah Hill para ver claro el laberinto de ‘Maniac’.

Maniac: 7,75/10

PD: Volvamos ahí fuera y finjamos que no ha pasado nada.

Los increíbles 2 | Nadie dijo que la vida fuera ser fácil

Catorce años han pasado desde la película original y la espera ha merecido la pena. Las nuevas aventuras de la familia Increíble son todo un derroche visual deslumbrante. Una delicia para los ojos. Una película que se adapta a los nuevos tiempos y a los nuevos roles. Pasará el tiempo y ellos seguirán siendo ‘Los increíbles 2’.

La película arranca poco después de donde lo dejó la primera. Corren tiempos donde los superhéroes son considerados ilegales así que deben esconderse entre la multitud para sobrevivir. Hasta que un hombre de negocios contacta con ellos y cree encontrar el modo de restaurar su popularidad.

MV5BMTc3NjMxMDI0Ml5BMl5BanBnXkFtZTgwMzkwMDk1NDM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,807_AL_

La idea original de ‘Los increíbles’ se basa en que no hace falta salvar el mundo para ser un superhéroe. Cualquiera que se enfrente a la rutina de la vida diaria puede ser un superhéroe. Cualquiera que compagine su vida personal con su trabajo y su familia es un superhéroe. Y sí, cualquiera de nosotros puede serlo. En eso se basa la primera.

En esta segunda parte la idea central radica en la de que ser un buen padre es tarea propia de un superhéroe. Y lo descubrimos cuando la mujer asciende, digamos, laboralmente y el marido tiene que dejar aparcado su sueño de salvar el mundo durante un tiempo por encargarse de criar a los niños. Un cambio de roles que, como es lógico, encaja peor el que se queda en casa.

Técnicamente ‘Los increíbles 2’ es impecable. Los efectos visuales alcanzan un nivel que incluso supera mi imaginación. Hay una infinidad de planos complejos que están hilvanados por un montaje frenético y maravilloso. Artísticamente es espectacular.

Y me doy una licencia para incluir el corto ‘Bao’ que va antes de la peli. Visualmente es otra joya de la animación pero, sobre todo, sorprende la textura de los personajes. La escena donde dos dibujos animados, la madre y una masa de harina, se miran fijamente y ambos parecen casi idénticos pero al mismo tiempo diseñados con una textura diferente. Y es esa textura que te da la sensación de poder tocar lo que me parece extraordinario. Es como si pudieras tocar, literalmente, un dibujo animado. Por cierto, que el cortometraje es enternecedor.

Volviendo a ‘Los increíbles 2’, el guión tiene la habilidad de ser totalmente maleable como una plastilina. Va al ritmo de la aventura cuando tiene que hacerlo, tiene su momento reflexivo (como el de las leyes injustas) y se detiene en los detalles de la vida familiar o en el rápido ascenso de Elastigirl. Y cuando ya ha dicho todo lo que tenía que contar se deja llevar por un final al puro estilo de las aventuras infantiles sin prejuicios. Todo eso mientras intercala las miniaventuras del bebé de la familia. Para comérselo.

los increíbles2

Aunque puede pecar de benevolente con el personaje que reúne a los superhéroes. Algo que desentona con el espíritu de la primera. Pero eso no importa demasiado cuando hay multitud de planos épicos y guiños cinéfilos que vienen de la mano del director Brad Bird, autor también de la primera de ‘Los increíbles’, de ‘Ratatouille’ y de ‘Tomorrowland’. Junto con la maravillosa banda sonora de Michael Giacchino.

Otro detallazo de la película es que tras los primeros créditos principales aparecen inmediatamente después el listado de voces del doblaje en castellano capitaneados por el inconfundible Ramón Langa. Me parece un detalle bonito porque el doblaje es un elemento muy importante en las películas de animación. Y es un reconocimiento a su trabajo.

‘Los increíbles 2’ es una película dirigida para que todo el mundo se divierta ya sea con las aventuras imposibles o con las de la vida diaria. Todo es espectacular. Todo es muy cercano. Porque nadie dijo que la vida fuera a ser fácil, todos somos increíbles.

Los increíbles 2: 8/10

PD: La paternidad es una heroicidad.

Misión Imposible: Fallout | El cielo es el límite

Más que una película, ‘Misión Imposible: Fallout’ es una locura. Un blockbuster trepidante para disfrutar de las piruetas de Tom Cruise y compañía. Hay persecuciones, peleas, saltos imposibles, caretas, guiños y giros de guión al puro estilo de la saga. El cielo es el límite en ‘Misión Imposible: Fallout’.

La película arranca cuando un intercambio de plutonio sale mal. A partir de ahí la trama se enrevesa bastante aunque no importa demasiado porque deja claro que los buenos son los tres de la escena inicial.

mision-imposible-fallout-lidera-taquilla-de-eu

Uno sale del cine con una sonrisa de complicidad por los guiños que tiene la peli a las otras aventuras de la saga y por el diálogo final entre Tom Cruise y Simon Pegg que parecían comentar la famosa ostia que se dio en la escena del salto imposible. De ahí se puede concluir lo importante que es tomar decisiones acertadas. Me explico. La escena del salto es una locura que la hiciera el propio Tom Cruise. Pero cuando ves la toma, la toma exacta, en pantalla grande a un ritmo vertiginoso y sin avisar te das cuenta que es una locura y una pasada de secuencia. La mejor de la película.

Lo que más llama la atención es que después del salto el actor se recompone como si nada y luego ya hay un corte. Porque la carrera y el consecuente salto está rodado en un plano secuencia de auténtico riesgo. Una pasada. Ese plano no sería posible si lo hubiera rodado un especialista y entonces llegamos al debate de hasta qué punto hay que arriesgar la vida del actor por conseguir una buena toma. Por suerte para la película contaban con Tom Cruise que para él nada es imposible. Tanto es así que luego se sube a un helicóptero en marcha… y no sigo por spoilers. Porque el mayor enemigo de Tom Cruise no es el villano de la peli sino la propia fuerza de gravedad.

6F3

Otra decisión acertada es el muy comentado mostacho que se dejó Henry Cavill para la película y que le hizo coincidir con el rodaje de ‘Liga de la Justicia’. Ese bigote y barba puede que no fuera tan necesario para su personaje pero sí que lo es para la trama. Y es un acierto.

Misión Imposible: Fallout’ es un blockbuster de la vieja escuela con sus persecuciones reales por las calles de París, por sus cachivaches tecnológicos y por sus peleas. Además, sorprende ver pequeños destellos de gran cine como la escena de la joven policía de París donde después de una persecución a gran velocidad el director echa el freno de mano y durante unos segundos de tensión consigue que el tiempo se detenga.

La gran virtud de la película es que utiliza las viejas fórmulas del cine pero las presenta con un aire renovado. El mayor ejemplo es la de salvamento en el último segundo, nunca mejor dicho, que sigue generando la tensión y la emoción como la del primer día.

mision-imposible-fallout-37578-g6

Tom Cruise es el protagonista y director de orquesta. Lo acompañan multitud de caras conocidas como Henry Cavill, Simon Pegg (el gran tapado), Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Alec Baldwin, Vanessa Kirby y Michelle Monaghan.

Misión Imposible: Fallout’ es una película concebida con la única intención de hacer disfrutar al público. Para dejarse llevar por las locuras de Tom Cruise.

Misión Imposible: Fallout: 6/10

PD: “¿Qué coño hace?”

 

PD2: Making of con el salto del techo.

Han Solo | Que la audacia te acompañe

En plena temporada de superhéroes en la cartelera se ha colado un joven que no destaca por ningún superpoder, no le acompaña la Fuerza ni nadie le espera en casa. Sus cualidades son mucho más terrenales como el coraje, la astucia y la insensatez idealista de la juventud. Es un poco canalla y no se le da nada mal pilotar naves espaciales. Es imprevisible. Es ‘Han Solo’.

La película arranca cuando un joven y su chica tratan de escapar a lo ‘Bonnie and Clyde’ entre los escombros de un planeta de suburbios. Después de eso, Han Solo hará lo que sea por ganarse la vida para regresar y recuperar algo valioso. Y entre medias ocurre el transcurrir de la vida.

MV5BNWJlMDQwMDItZjIyMy00OGY2LThkYjgtNDY0YTRiOWZjMTQwXkEyXkFqcGdeQXVyNzQ0MDUyMzg@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_

Han Solo’ tiene un comienzo muy prometedor con un corte realista y una atmósfera muy atractiva. Incluso la escena bélica está muy lograda y es toda una delicia fugaz. Según va avanzando los minutos el empuje inicial se va diluyendo para terminar en una película convencional, muy entretenida y demasiado correcta.

Lo mejor de la película es la rebelión que prepara el robot, un tema que hoy es más actual que nunca. Un robot que respira inquietud, libertad y rebeldía que bien se merece continuar en la saga Star Wars sino en cuerpo al menos en espíritu. De los guiños destaca el momento en el que se conocen Han y Chewbacca. Una amistad que comenzará, cual inmejorable metáfora del destino, encadenados el uno al otro y desde entonces ya nada podrá separarlos.

En la dirección se nota la mano maestra de Ron Howard, sobre todo, al principio. El guión plantea una idea interesante pero se va perdiendo en el desarrollo, le falta chispa y a veces cae en diálogos un tanto infantiles. Sin embargo, en conjunto ‘Han Solo’ es una buena película de aventuras espaciales muy entretenida con cierto trasfondo existencial.

Alden Ehrenreich es el joven Han Solo que, a falta del carisma de Harrison Ford, realiza una interpretación a la altura de su personaje y lo defiende bastante bien. Sus compañeros de tripulación son Woody Harrelson, Donald Glover (‘Atlanta’) y Emilia Clarke (‘Juego de tronos’) que juntos dan un nivelazo a la película. Sin olvidar, un regalo llamado Thandie Newton.

MV5BMTc4MjUzMDMyNF5BMl5BanBnXkFtZTgwNDUzNDUyNTM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,744_AL_

Se trata de una película sobre los orígenes de un personaje así que veremos la evolución del protagonista. De comenzar siendo un joven idealista bastante astuto a madurar conservando el idealismo pero sin perder de vista el mundo real. Ahí es cuando entra en juego los personajes de Woody Harrelson, Donald Glover y Emilia Clarke que todos de una forma u otra buscan ganar una partida de cartas conociendo bien la única ley que impera. No salir de la partida.

Un trasfondo muy interesante y que planta las bases para abrir una nueva saga del universo Star Wars. La historia de Han Solo da para mucho más y lo mismo con un guión con un poco más de garra lo podría convertir en una gran película. Una película tan grande como su personaje, Han Solo.

Han Solo: 6,25/10

PD: Tú buscas algo…

Deadpool 2 | Políticamente incorrecto

La cualidad de Deadpool, más allá de sus superpoderes, es que es capaz de adquirir la forma de ese colega tuyo gamberro con el que pasas horas hablando de las pelis de superhéroes flipando con tal escena o criticando aquella otra. Te envuelve con su desgarbada verborrea llegando a eclipsar, quizás en demasía, el desarrollo de la trama. Lo mejor es que ni siquiera importa porque lo más importante en ‘Deadpool 2’ es pasar un rato divertido con un superhéroe diferente.

La película arranca cuando la tragedia golpea la vida de nuestro protagonista. Una vez supera la fase de autodestrucción trata de seguir adelante trabajando de becario para los X-Men. Va en serio, no es coña. Todo cambia cuando decide ayudar a un chaval en apuros cuya cabeza está a punto de estallar. Me ha salido una sinopsis un poco enigmática pero no quería que se me colara ningún spoiler y así no reventar el elemento sorpresa del principio. Vaya, es justo lo que acabo de hacer.

MV5BOTVhNGUxOTYtNTViNS00ODMzLTlkYzUtOTRiN2NjMDlkODVjXkEyXkFqcGdeQXVyNzk3NDUzNTc@._V1_SX1777_CR0,0,1777,744_AL_

Como os podéis imaginar Deadpool vuelve a romper la cuarta pared y habla a los espectadores como si fuera otro fan más de las sagas de superhéroes. Atiza por igual a sagas ajenas y a las propias lo que resulta muy divertido e inevitablemente te arranca desde una leve sonrisa de complicidad hasta la más pura carcajada. Sabe conectar muy bien con su público porque toma lo que más gustó de la primera y lo eleva a la máxima potencia. Y la cosa funciona muy bien.

Aunque no deja de echarse de menos un poco más de altura a la hora de continuar con la trama. La historia de esta secuela de ‘Deadpool’ es bastante sencilla con un giro de guión al final bastante forzado. Y es que el guión resulta de lo más ingenioso hasta que el final se vuelve un poco desconcertante. Si en ‘Noche de juegos’ disfrutamos de los chistes de la era Trump ahora con ‘Deadpool 2’ escuchamos la réplica, bajo la batuta de la Fox, con ese villano que se trae un aire al presidente y que, por momentos, parece que quiere funcionar como lavado de imagen.

Algo que chirría bastante con lo visto hasta entonces riéndose de todo el mundo sin importarle un carajo ni nada ni nadie hasta que llegamos al final donde se posiciona y toma partido. Lo cual, no resulta coherente con el resto de la película. Sin olvidar el repetitivo chiste sobre el racismo que lleva implícitamente una marcada intencionalidad. Es como si estuviéramos pasando un rato agradable con un personaje que presume de ir por libre y de pronto te cortasen la película con una serie de anuncios de propaganda, resulta chirriante.

MV5BM2IwY2M2OTUtOWEwNy00YzAyLTk0MWItOTkzN2JlN2Y1Y2IzXkEyXkFqcGdeQXVyNjQ5ODc5MjY@._V1_SX1777_CR0,0,1777,743_AL_

Protagonizada por Ryan Reynolds, que participa en el guión, y destaca entre los secundarios Zazie Beetz (‘Atlanta’) con un personaje muy particular y con el que se relaciona la buena fortuna como otro superpoder. Resulta muy original e interesante porque en ese tema hay mucha tela que cortar. Por supuesto, los efectos especiales son brutales con esas escenas donde se detiene el tiempo que son espectaculares.

‘Deadpool 2’ es una película de superhéroes que se mofa de las películas de superhéroes. Incluso Ryan Reynolds se ríe de Ryan Reynolds. Partiendo de esa premisa de comedia de acción desenfadada y políticamente incorrecta, ‘Deadpool 2’ resulta irresistible.

Deadpool 2: 6,5/10

PD: Ese momento de Zazie Beetz corriendo al trote mientras un coche sobrevuela su cabeza.

PD2: Tráiler con frases inéditas de la película.

Noche de juegos | Medio en serio, medio en broma y viceversa

Jason Bateman y Rachel McAdams son una feliz pareja aficionada a los juegos que cada semana organizan en su casa una noche de juegos con sus amigos. Juegan al trivial, al pictionary o a lo que surja. Ambos son muy competitivos y se compenetran a la perfección, juntos forman el equipo perfecto. Hasta que un día les proponen jugar a una especie de juego de rol tipo cluedo con un asesinato de pega al que los jugadores deben dar con el asesino de pega, o eso parece. Porque en ‘Noche de juegos’ cuesta saber lo que es real y lo que no.

Noche de juegos’ es una comedia inteligente, divertidísima para reír carcajadas. La película juega con los espectadores dejándoles con la intriga hasta el final de si lo que sucede en pantalla es real o si todo forma parte de un juego. Sea la opción que sea lo que está claro es que hay humor absurdo y diálogos ingeniosos.

5a973b962f05b.image

No es una película para pensar sino para dejarse llevar por el devenir de los acontecimientos y por los diálogos divertidos y atropellados. Seguramente al repasar toda la trama tenga alguna laguna o carezca de cierta lógica narrativa pero es lo de menos porque la película viene a ser una fiesta. Y siempre hay lagunas al día siguiente de una fiesta.

En ‘Noche de juegos’ todo es medio en broma pero toma un cariz serio cuando abarca el conflicto fratricida que tiene el protagonista. En realidad la película es todo un viaje interior para el personaje de Jason Bateman para descubrir quién es y lo que realmente quiere de la vida. Porque más allá de los chistes, ‘Noche de juegos’ guarda un trasfondo muy interesante sobre la madurez y los nuevos adultos.

El guión es una montaña rusa que encadena chistes y situaciones absurdas con momentos verdaderamente interesantes y reflexivos. Ese es el espíritu de la película, que todo va hilado medio en serio y medio en broma. Un doble juego muy divertido donde caben los chistes de la era Trump y un montón de referencias y caídas cinéfilas.

Me parece memorable la escena de la persecución dentro de la casa a cuenta del huevo de Fabergé. Sorprende porque han apostado fuerte por la producción que no suele ser muy habitual en un género como la comedia. Protagonizada por Jason Bateman (‘Fiesta de empresa’) y Rachel McAdams, que desmelena toda su vis cómica, juntos forman una pareja cómica perfecta. Es como si uno terminara los chistes del otro. Geniales. Junto con un Kyle Chandler que empieza a bordar su papel de secundario de lujo y el cameo de Jeffrey Wright a lo ‘Westworld’.

97190

Bajo la premisa de que todo va medio en serio y medio en broma los personajes se atreven con todo desde vacilar a unos matones hasta colarse en la fiesta privada de un capo de la mafia. Cuentan con la inestimable ayuda de una serie de casualidades que bien podrían ser ofrecidas por el juego de rol, por el guión o porque, bajo el prisma del juego, veían en cada situación una oportunidad de avanzar.

Noche de juegos’ puede ser una comedia ingeniosa o de humor absurdo o un ligero drama existencial o una película sin sentido ni lógica. Porque una noche de juegos es todo lo que tú quieres que sea. Esta película depende del jugador, depende de ti.

Noche de juegos: 7/10

PD: “Ve a por la fruta”.

Borg McEnroe. La película| La batalla del deportista contra sus demonios

La película arranca con un duelo de opuestos entre el hombre perfecto y el niñato. Borg es presentado como un hombre meticuloso, solitario, que descansa tranquilo en su apartamento lujoso en Mónaco al mismo tiempo que trata de pasar desapercibido por las calles de la ciudad mientras que McEnroe es Rock’n’Roll, puro nervio y puro espectáculo televisivo. Pero en ‘Borg McEnroe. La película’ las apariencias engañan.

Nos situamos en el torneo de Wimbledon de 1980 en plena rivalidad entre Borg y McEnroe. El sueco venía de proclamarse vencedor cuatro veces seguidas mientras que el joven americano era el talento emergente. Borg era el tenista a batir, el ideal de la perfección, del trabajo constante y de la corrección pero no siempre fue así. Al igual que McEnroe (Shia LaBeouf), detrás de esa imagen que ambos mostraban al mundo había mucho más. Porque ni uno era perfecto ni el otro un rebelde sin causa.

97829

La historia se nos presenta como el partido del siglo en el mundo del tenis pero desde la perspectiva del jugador sueco. Lucía una imagen de hombre de hielo que no mostraba emociones pero durante ese torneo vivió un tormento de dudas e inseguridades. La película sueca nos lleva a repasar la infancia y adolescencia de un chaval que tuvo que aprender a convivir con su cabeza para convertirse en el campeón que llegó a ser.

Resulta curioso ver el proceso de madurez de Borg que vivió al lado de su entrenador mientras se contrapone los famosos momentos de McEnroe en la pista cuando dirigía su enfado a los árbitros, al público y a todo el mundo en general. Era como ver a la misma persona pero en distintos momentos vitales. La película muestra la importancia de la madurez del deportista, la concentración y la de mantener la serenidad cuando se va perdiendo.

Bajo esa apariencia de Thor con raqueta de tenis está el actor desconocido Sverrir Gudnason que sorprende por ser capaz de sostener toda la película sobre sus hombros con la ayuda, por supuesto, de un Shia LaBeouf en carne viva que camina sobre la difusa línea que separa la interpretación de la realidad de sí mismo. Aunque aparece de secundario, bien se merece una película entera para John McEnroe.

MV5BMTUzMzk4NjA5N15BMl5BanBnXkFtZTgwNjMxMDIyNTM@._V1_SY1000_CR0,0,1591,1000_AL_

Borg McEnroe. La película’ se trata de un biopic sobre Borg con tintes de thriller psicológico que juega a mantener la intriga hasta el último segundo. Es una buena película, sin muchas pretensiones y bastante curiosa con un final muy emocionante queriendo transmitir esa emoción que se vive en las grandes finales de tenis en la que se pelea cada punto como en una batalla.

Una película que trata al éxito y el fracaso por lo que realmente son, dos impostores a los que el deportista debe mantener a raya para no perder la cabeza. Mucho más que una peli de deportes realmente se trata de la batalla diaria de los deportistas contra sus propios demonios.

Borg McEnroe. La película: 7/10

PD: “Punto a punto”.

Vengadores: Infinity War | Si conectas con Marvel te lo pasarás en grande

Lo mejor de ‘Vengadores: Infinity War’ es que si conoces el universo Marvel disfrutarás de una batalla épica. Pero si no, la desconexión con la historia que te están contando puede ser total e inmerecida para con unos personajes que iban ganando profundidad a lo largo de la saga más grande de superhéroes.

Me gustan las películas de acción y superhéroes, sobre todo, me gusta disfrutarlas en el cine con una pantalla gigante para meterme de lleno en el habitual frenesí  de la historia. Me encanta. Disfruto con las películas de la Marvel por sus peleas imposibles, sus efectos especiales espectaculares, sus diálogos ingeniosos y por dedicar un momento a la profundidad dramática del personaje en cuestión.

MV5BMTc3NjY5MzMzN15BMl5BanBnXkFtZTgwMTkwMDk1NDM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,937_AL_

Vengadores: Infinity War’ quiere dar un paso más allá y centrarse en la pura acción intergaláctica, que a mí me resulta ajena, y en un desarrollo de personajes basado en la narrativa lineal y no en la evolución de sus personalidades. Por eso, la película me sorprendió negativamente. Porque con tantos personajes increíbles con tantos superpoderes conviviendo en un universo único, me parece sorprendente no haber aprovechado los rasgos que hacen únicos a cada personaje para crear un universo enormemente mágico y al mismo tiempo real. Sobre todo, cuando ya habían sentado las bases en ‘Civil War’.

Es por esa falta de voluntad a la hora de otorgar cierto realismo y por entregarse ciegamente a una historia plana cargada de momentos dramáticos exagerados por lo que ‘Vengadores: Infinity War’ no funciona como una película para el espectador medio. Incluso llega a dar un poco de rabia observar cómo una saga que iba evolucionando tan bien llegué a contagiarse de los errores de las películas de DC como ‘Batman v Superman’ y ‘Escuadrón suicida’. Es una pena ver, desde ‘Civil War’ a esta parte, cómo el universo Marvel se expande e involuciona al mismo tiempo.

Ahora centrándome a lo que es puramente la película, quiero destacar a la cuadrilla de ‘Los Guardianes de la Galaxia’ porque resultan ser los más graciosos y lo mejor en todo el metraje. Sin embargo, la gran cantidad de efectos especiales llega a apabullar y a saturar concediendo el único papel protagonista precisamente a los efectos visuales por encima de todos los personajes. Reduciendo la participación de algunos de ellos, como Capitán América o la Viuda Negra, a meros cameos cuando, decisiones empresariales al margen, deberían ser cuanto menos piezas transversales de la historia.

MV5BMjM3NzM3OTc2OF5BMl5BanBnXkFtZTgwNjk2Njk5NDM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,936_AL_

Afortunadamente, todo esto resulta baladí si eres fan del universo Marvel. Si lo eres ya habrás visto la película y esta reseña no es para ti porque habrás disfrutado muchísimo, lo sé. Y lo sé porque yo también soy fan de mis sagas y mis trilogías. Lo mejor del cine es olvidarlo todo y disfrutar con la película. Y se disfruta mejor cuando te sabes todas las idas y venidas de los personajes, cuando descubres un matiz oculto en algún diálogo o cuando conoces ciertos datos a través de los cómics o novelas gráficas. Pero como ya os habréis dado cuenta, este no es mi caso con ‘Vengadores: Infinity War’.

Tanto esta como el resto de mis reseñas se centran en las sensaciones que me transmiten las películas y de los temas que abordan. La gran cantidad de personajes que conviven en ‘Vengadores: Infinity War’ y su narrativa construida a base de numerosas películas llega al punto de perderme y a preguntarme ‘¿por dónde íbamos?’. Lamento tener que escribir una reseña en el que exponga, mejor o peor, mis impresiones negativas sobre una película que seguramente no haya entendido completamente pero que tampoco se ha esforzado mucho para ponerme en situación. Prefiero escribir sobre las sensaciones personales que me transmitió la película, siempre desde el respeto y sin spoilers, a sucumbir a la presión de la opinión generalizada más que nada por honestidad hacia los lectores.

Para resumir, ‘Vengadores: Infinity War’ es una película tan basada en los efectos especiales que puede que no conecte con el espectador medio. Pero será gigantesca y muy disfrutable para los fans del universo Marvel.

Vengadores: Infinity War : 4/10