El personaje de Anna Kendrick te desarmará con su sonrisa, su incansable voluntarismo para echar una mano y su buen hacer. Al mismo tiempo no te dejará indiferente esa mirada de atontada que te hace sospechar que esconde más de un cadáver dentro del armario. Una película que funciona como una tarde desinhibida de chicas que se ponen a confesar sus secretos más oscuros y que engancha por las personalidades tan atrayentes de sus personajes. Hazte un favor y no te pierdas ‘Un pequeño favorcon Anna Kendrick y Blake Lively.

Dos mujeres que no podrían ser tan diferentes se conocen en la puerta del colegio de sus hijos. Anna Kendrick es la chica sencilla de una pequeña localidad, una joven madre muy gustosa de agradar y de llenar su agenda de actividades extraescolares y manualidades. Y para colmo de lo adorable, lleva un videoblog de recetas de cocina muy resultón. Una mujer que vive con una disculpa en la boca. La que jamás piensa en disculparse es el personaje de Blake Lively, una mujer sofisticada del mundo de la moda. Una mujer con una marcada personalidad y tremendamente orgullosa de hacerse valer en un mundo de hombres. Todo eso cubierto por una burbuja hermética tan estilosa como enigmática. Así, la película se hace irresistible.

a-simple-favor

Se trata de una película de personajes que juega al despiste para mantener la intriga hasta el tramo final. La sinopsis oficial habla de que la mujer estilosa desaparece el día que le pide un pequeño favor a la otra y que esta parece ser la única empeñada, junto al marido, en salir a buscarla.

La película es un caramelo muy dulce que se sustenta sobre una base de thriller psicológico bastante intrigante por la curiosidad que despiertan sus dos personajes protagonistas con una fina capa de humor negro delicioso. Envuelto todo ello en un exquisito papel cuché muy amable donde Anna Kendrick es el motor de la trama.

‘Un pequeño favor’ luce una brillante fotografía con la que nos sumerge en una pequeña localidad inmersa en la cotidianidad de las vidas de sus habitantes. Y vemos la llegada de Blake Lively, a través de la mirada de Anna Kendrick, como un soplo de aire fresco como si fuera una nube que deja caer una luminosa y refrescante lluvia primaveral. Una aparición cuasi celestial que la deja como hipnotizada. La escena de presentación de Blake Lively define muy bien a su personaje como ese soplo de aire fresco refrescante y que al mismo tiempo no deja de ser el paso de una nube gris en un cielo en calma.

Un exquisito juego de contrastes sobre las ‘aparentes’ apariencias de sencillez y complejidad de sus personajes, valga la redundancia. La película mantiene viva la curiosidad durante todo el metraje hasta que desvela el gran secreto y es cuando se convierte, por desgracia, en un relato manido con demasiado artificio. ‘Un pequeño favor’ respira en un ambiente intrigante al estilo de la peli de ‘Perdida’ de Fincher pero en un tono luminoso y simpático a rabiar.

MV5BYzAyMTVlMTQtMWNkNi00MmZlLWJiNTgtZDVjZTc5MTc3MWZkXkEyXkFqcGdeQXVyOTExMTIxOTQ@._V1_SX1777_CR0,0,1777,999_AL_

Anna Kendrick está absolutamente sensacional en un trabajo lleno de matices y de grandes gestos de expresividad que mantiene vivo el enigma de su personaje y su curiosidad hasta el último suspiro. Un personaje del que no te cansas de conocer y que da para toda una serie de televisión. No se queda atrás Blake Lively que despliega todas sus armas de seducción a través de su pose de mujer sofisticada y terriblemente enigmática que se divierte confundiendo al personal para que se pregunte si su atracción se debe más a su carisma o a su vestuario o una combinación de ambas. Esa es la clave de su personaje. El reparto lo completan dos caras conocidas como Andrew Rannells (de la serie ‘Girls’), quizá aquí un poco desaprovechado, Rupert Friend y Henry Golding (‘Crazy rich asians’).

‘Un pequeño favor’ es un thriller psicológico que atrae por sus personajes, sus diálogos ingeniosos y su impecable puesta en escena. No te resistas a conocer a sus personajes porque la película finaliza lanzando una premisa de la que desearías que se convirtiera en una serie de televisión. Y es que algunos personajes pequeños esconden grandes historias que no caben en una sola película.

Un pequeño favor: 6,50/10

PD: Anna Kendrick y su chaqueta amarilla del Zara.

Escrito por Jorge Martín

Periodista. Máster en RNE. Amante del cine, la sátira política y la Juventus de Turín. Me encanta viajar y leo todo lo que cae en mis manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s