Más que una película, ‘Misión Imposible: Fallout’ es una locura. Un blockbuster trepidante para disfrutar de las piruetas de Tom Cruise y compañía. Hay persecuciones, peleas, saltos imposibles, caretas, guiños y giros de guión al puro estilo de la saga. El cielo es el límite en ‘Misión Imposible: Fallout’.

La película arranca cuando un intercambio de plutonio sale mal. A partir de ahí la trama se enrevesa bastante aunque no importa demasiado porque deja claro que los buenos son los tres de la escena inicial.

mision-imposible-fallout-lidera-taquilla-de-eu

Uno sale del cine con una sonrisa de complicidad por los guiños que tiene la peli a las otras aventuras de la saga y por el diálogo final entre Tom Cruise y Simon Pegg que parecían comentar la famosa ostia que se dio en la escena del salto imposible. De ahí se puede concluir lo importante que es tomar decisiones acertadas. Me explico. La escena del salto es una locura que la hiciera el propio Tom Cruise. Pero cuando ves la toma, la toma exacta, en pantalla grande a un ritmo vertiginoso y sin avisar te das cuenta que es una locura y una pasada de secuencia. La mejor de la película.

Lo que más llama la atención es que después del salto el actor se recompone como si nada y luego ya hay un corte. Porque la carrera y el consecuente salto está rodado en un plano secuencia de auténtico riesgo. Una pasada. Ese plano no sería posible si lo hubiera rodado un especialista y entonces llegamos al debate de hasta qué punto hay que arriesgar la vida del actor por conseguir una buena toma. Por suerte para la película contaban con Tom Cruise que para él nada es imposible. Tanto es así que luego se sube a un helicóptero en marcha… y no sigo por spoilers. Porque el mayor enemigo de Tom Cruise no es el villano de la peli sino la propia fuerza de gravedad.

6F3

Otra decisión acertada es el muy comentado mostacho que se dejó Henry Cavill para la película y que le hizo coincidir con el rodaje de ‘Liga de la Justicia’. Ese bigote y barba puede que no fuera tan necesario para su personaje pero sí que lo es para la trama. Y es un acierto.

Misión Imposible: Fallout’ es un blockbuster de la vieja escuela con sus persecuciones reales por las calles de París, por sus cachivaches tecnológicos y por sus peleas. Además, sorprende ver pequeños destellos de gran cine como la escena de la joven policía de París donde después de una persecución a gran velocidad el director echa el freno de mano y durante unos segundos de tensión consigue que el tiempo se detenga.

La gran virtud de la película es que utiliza las viejas fórmulas del cine pero las presenta con un aire renovado. El mayor ejemplo es la de salvamento en el último segundo, nunca mejor dicho, que sigue generando la tensión y la emoción como la del primer día.

mision-imposible-fallout-37578-g6

Tom Cruise es el protagonista y director de orquesta. Lo acompañan multitud de caras conocidas como Henry Cavill, Simon Pegg (el gran tapado), Rebecca Ferguson, Ving Rhames, Alec Baldwin, Vanessa Kirby y Michelle Monaghan.

Misión Imposible: Fallout’ es una película concebida con la única intención de hacer disfrutar al público. Para dejarse llevar por las locuras de Tom Cruise.

Misión Imposible: Fallout: 6/10

PD: “¿Qué coño hace?”

 

PD2: Making of con el salto del techo.

Escrito por Jorge Martín

Periodista. Máster en RNE. Amante del cine, la sátira política y la Juventus de Turín. Me encanta viajar y leo todo lo que cae en mis manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s